El PSOE incumple su Código Ético con el alcalde de Encinar Reales, acusado de malversación de fondos públicos

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, en el Congreso. (Foto: PSOE)

El PSOE se ha vuelto a saltar su propio Código Ético con su alcalde en Encinas Reales (Córdoba), que se sentará esta próxima semana en el banquillo de los acusados por presuntos delitos de malversación, defraudación y falsedad en documento público.

El Código Ético del PSOE en su artículo 5.2. señala que «cualquier cargo público u orgánico del PSOE al que se le abra juicio oral por un procedimiento penal dimitirá de su cargo en el mismo momento en el que se le dé traslado del auto de apertura del mismo y solicitará la baja voluntaria. En caso contrario, será suspendido cautelarmente de militancia y, en su caso, expulsado del partido».

En este sentido, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Lucena decretó la apertura de juicio oral en la causa contra el alcalde de Encinas Reales, Gabriel González (PSOE), procesado como presunto autor de delitos de malversación de caudales públicos, además de un delito continuado de defraudación y otro de falsedad en documento público.

El PP, de hecho, ha lanzado incluso un comunicado como muestra de su indignación por el hecho de que el líder del Ayuntamiento de Encinas Reales vaya a ser juzgado por tres presuntos delitos que manchan el nombre del municipio cordobés.

El portavoz del PP en el municipio, Gabriel Prieto, ha dicho que «es lamentable tener que ver» al alcalde socialista del municipio, Gabriel González, «sentado en el banquillo de los acusados», acusado de «malversación de caudales públicos, defraudación y falsedad documental», y ha aludido al «daño que este señor está haciendo el buen nombre de Encinas Reales desde hace años».

¿Código Ético?

Los alcaldes de toda España cumplen un año de mandato. En Madrid, varios regidores socialistas están contra las cuerdas judicialmente pero se agarran al sillón para no perder el bastón de mando: Alcorcón, Getafe, San Sebastián de los Reyes, Móstoles, Alcalá de Henares y Coslada.

Además, el propio Pedro Sánchez se ha saltado el propio Código Ético socialista al publicar su libro ‘Manual de resistencia’ (Península), convirtiéndose en el primer presidente que publica sus vivencias estando aún en La Moncloa.

Pero, con ello, Sánchez incumplía el propio Código Ético de su partido, aprobado en octubre de 2014, apenas tres meses después de que fuese elegido, por primera vez, secretario general socialista. El motivo: éste obliga a «renunciar al ejercicio profesional de actividades privadas» y «aquellas relacionadas con la actividad política que eventualmente puedan ser autorizadas no reportarán al representante ningún tipo de asignación económica o retribución».

Lo último en España

Últimas noticias