Empresas

BBVA, condenado a readmitir al trabajador que denunció el ERE ilegal de Caixa Catalunya

BBVA
El presidente de BBVA, Francisco González. (Fuente: EFE)
0 Comentar

El Juzgado de lo social número 12 de Madrid obliga a BBVA a readmitir al trabajador de Caixa Catalunya que denunció las irregularidades del ERE que aprobó la entidad financiera en 2010 y que permitió colar intrusos como falsos prejubilados, tal como avanzó en exclusiva OKDIARIO. Como el banco que preside Francisco González es ahora propietario de la antigua caja de ahorros catalana, deberá asumir su responsabilidad y reincorporar a este empleado, abonarle los salarios pendientes y pagarle una indemnización de 6.125 euros.

Así lo indica el fallo del tribunal al que ha tenido acceso este diario y que da por concluida, al menos de momento, una parte de la batalla judicial iniciada por un ex empleado contra la entidad financiera, de la que fue despedido en 2014 junto con dos compañeros tras denunciar al director de Recursos Humanos la existencia de irregularidades en el ERE aprobado por Caixa Catalunya en 2010. Sus investigaciones comenzaron a raíz del segundo ERE, aprobado en 2013, que fue llevado a los tribunales.

El ERE de 2013 y las “bajas voluntarias”

En el ERE de 2013, este empleado denunció “coacciones y represalias” por parte de la dirección de Caixa Catalunya (ya convertida en Catalunya Banc) por asegurar que la entidad “engañó” a los trabajadores, aprobando un expediente de regulación de empleo que beneficiaba a los empleados que trabajaban en las oficinas de Cataluña. “Un trabajador de 55 a 62 años cobraba el doble por ser trabajador en Cataluña que cualquier otro compañero que desempeñara su labor en otra comunidad autónoma”, señala en declaraciones a OKDIARIO.

Este trabajador inició un largo camino en procesos judiciales. En primer lugar, demandando a Catalunya Caixa por considerar en el ERE de 2013 que se hizo un uso torticero del concepto de “baja voluntaria” para encubrir el drama del despido y así trasladar a la opinión pública que los trabajadores se marchan de forma voluntaria.

Primero les dicen por escrito que van a ser despedidos y como solución, te proponen que si se auto suicidan, se llevan un premio (la baja voluntaria). Por el contrario, si el verdugo es la empresa, en ese caso, se ven abocados a suprimir dicha gratificación”, señala el afectado.

El ERE de 2010: prejubilaciones irregulares

No obstante, el despido no se produce hasta que el trabajador descubre que en el primer ERE aprobado por la antigua caja de ahorros bajo la presidencia de Narcís Serra, en 2010, se facilitó la salida de delegados sindicales de CCOO, UGT, SEC (el sindicato de ERC) y CSICA, así como de miembros de alta dirección que no reunían los requisitos para ser incluidos como falsos prejubilados, otorgando millonarias indemnizaciones.

Según los cálculos que figuran en la denuncia que ha dado lugar a una investigación por parte de la Fiscalía Anticorrupción, los sindicalistas lograron salir con una indemnización conjunta de 4,62 millones de euros, lo que supone un pago medio de 420.000 euros por persona. En cuanto a los directivos, el montante global ronda los dos millones de euros, es decir, un millón por cabeza.

Tal como revela la documentación presentada a la Fiscalía los delegados “salieron de la entidad por las vías de la prejubilación y tenían todos entre 53 y 54 años, por lo que no cumplían con las condiciones fijadas en el acuerdo laboral”. El acuerdo laboral establecía con claridad que la edad mínima para ser prejubilado era de 55 años.

Además de estos trece intrusos, los denunciantes apuntan a la posibilidad de que otros seis cargos de Caixa Catalunya hayan sido indemnizados bajo cuerda, ya que dejaron de pertenecer a la plantilla y no constan sus bajas en el expediente del ERE. “Estos responsables han podido percibir presuntamente unas cuantías de aproximadamente 2,5 millones de euros”, indican.

Finalmente, hay otro grupo de diez empleados y ejecutivos de alta dirección que abandonaron la entidad entre 2010 y 2013, año en el que se aprobó el segundo ERE, sin que sus indemnizaciones consten en la documentación que presentó la entidad al ministerio de Empleo (que entonces era el ministerio de Trabajo).

Anticorrupción investiga el ERE aprobado en la etapa de Narcís Serra

La denuncia fue presentada ante la Fiscalía General del Estado, que decidió remitir el caso a Barcelona. Según confirman fuentes jurídicas, el fiscal anticorrupción de Barcelona, Fernando Maldonado inició hace cinco meses las pesquisas para investigar si efectivamente se ha producido un fraude en el citado ERE, aprobado cuando el presidente de la caja de ahorros era Narcís Serra.

Maldonado también es el encargado de investigar otras operaciones irregulares en la entidad financiera, cometidas presuntamente entre 2005 y 2008, según los informes presentados ante Anticorrupción por el Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) creado por el Estado para rescatar a las cajas de ahorros en quiebra.

BBVA integró Catalunya Banc tras recibir 14.000 millones de euros

Los desmanes del ex ministro socialista Narcís Serra al frente de la entidad financiera fueron múltiples, y se subió el sueldo en pleno proceso de rescate financiero por parte del Estado, junto con otros 30 directivos que estaban a sus órdenes. BBVA ha renovado el consejo de administración de la nueva entidad con un sólo objetivo: crear valor e integrar sus activos en la estructura de negocio del Grupo.

El banco que preside Francisco González logró integrar a Catalunya Banc después de que el Estado inyectará 14.000 millones de euros para garantizar su supervivencia, lo que suponía casi una quinta parte de su balance. En términos relativos, esto supone un rescate mayor al de Bankia, entidad que ha recibido fondos por el equivalente a menos del 10% de su balance.

Últimas noticias

Lo más vendido