Empleo

Caixa Catalunya, denunciada por colar intrusos en el ERE como falsos prejubilados

Narcis Serra
Narcis Serra fue presidente de Caixa Catalunya cinco años. (Foto: GETTY)
0 Comentar

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que aprobó Caixa Catalunya en 2010 bajo la presidencia de Narcís Serra sirvió a la entidad para facilitar la salida de delegados sindicales y miembros de alta dirección que no reunían los requisitos para ser incluidos como falsos prejubilados, otorgando millonarias indemnizaciones.

Así figura en la denuncia que ha presentado un grupo de trabajadores de la entidad ante la Fiscalía General del Estado. El documento, al que ha tenido acceso Okdiario, apunta que once delegados sindicales de CCOO, UGT, SEC (el sindicato de ERC) y CSICA se colaron como intrusos en el ERE como falsos prejubilados. Les acompañaron, al menos, dos directivos de Caixa Catalunya.

Según los cálculos que figuran en la denuncia, los sindicalistas lograron salir con una indemnización conjunta de 4,62 millones de euros, lo que supone un pago medio de 420.000 euros por persona. En cuanto a los directivos, el montante global ronda los dos millones de euros, es decir, un millón por cabeza.

Según la documentación presentada a la Fiscalía los delegados “salieron de la entidad por las vías de la prejubilación y tenían todos entre 53 y 54 años, por lo que no cumplían con las condiciones fijadas en el acuerdo laboral”. El acuerdo laboral establecía con claridad que la edad mínima para ser prejubilado era de 55 años.

Además de estos trece intrusos, los denunciantes apuntan a la posibilidad de que otros seis cargos de Caixa Catalunya hayan sido indemnizados bajo cuerda, ya que dejaron de pertenecer a la plantilla y no constan sus bajas en el expediente del ERE. “Estos responsables han podido percibir presuntamente unas cuantías de aproximadamente 2,5 millones de euros”, indican.

Finalmente, hay otro grupo de diez empleados y ejecutivos de alta dirección que abandonaron la entidad entre 2010 y 2013, año en el que se aprobó un segundo ERE, sin que sus indemnizaciones consten en la documentación que presentó la entidad al ministerio de Empleo (que entonces era el ministerio de Trabajo).

Los denunciantes explican a Okdiario que “cuando cualquier empleado ha pretendido causar baja en la empresa la dirección de Recursos Humanos ha sido tajante, indicando que la voluntariedad de abandonar la entidad fuera del contexto del ERE lleva implícito no percibir indemnización alguna por su salida”. Por ello, consideran “sospechosas” estas bajas sin que figure remuneración alguna.

La Fiscalía debe “investigar y comprobar”

Los trabajadores piden a la Fiscalía “investigar y comprobar” estos hechos, así como todo el expediente del ERE de 2010, “para aclarar éstas y otras situaciones irregulares similares a las que nosotros hemos podido detectar”. Según los informes que acompañan a la denuncia “las presuntas irregularidades pueden ascender a más de 20 millones de euros”.

“Solicitamos una verificación y una auditoria en la forma de proceder de los gestores de Catalunya Caixa que han utilizado el ERE para aprovechar la fuga de sus directivos de forma poco transparente con la complacencia de los agentes sociales para manipular los acuerdos laborales”, indica la denuncia.

Los trabajadores, antes de acudir a la Fiscalía, pusieron en conocimiento de la dirección de Caixa Catalunya las irregularidades detectadas, sin que la entidad realizara investigación alguna para aclarar los hechos. De hecho, algunos de los denunciantes fueron represaliados y les obligaron a salir de la entidad.

Últimas noticias

Lo más vendido