Belleza

Practica yoga facial para combatir las arrugas

¿Sabías que hacer gimnasia con tu rostro puede atenuar las arrugas? Es el caso del yoga facial, que reduce las líneas de expresión y los tan odiados rictus de la cara. ¿Cómo lo consigue?

Lo que debes saber sobre el yoga facial

Yoga facial
Esta “gimnasia” devolverá la vitalidad a tu piel.

Este tipo de yoga consiste en realizar ejercicios con el rostro para evitar la pérdida de elasticidad de la piel. Su objetivo es devolverle la vitalidad y activar la circulación sanguínea.

Se realiza con movimiento naturales, que no necesitan de ningún aparato o crema cosmética. Se trata de hacer sencillos ejercicios faciales sin esfuerzo para atenuar de las arrugas.

¿Cuáles son sus beneficios?

  • Gracias al fortalecimiento de los músculos del cuello y de la cara, previene la aparición de patas de gallo.
  • Rejuvenece el rostro haciéndolo más expresivo.
  • Fortalece los párpados superiores e inferiores y los pómulos.
  • Tersa los labios.

¿Cómo reduce las líneas de expresión?

yoga facial
Hacer Yoga facial rejuvenecerá tu rostro.

A través de varios ejercicios en párpados, labios, mejillas, cuello y escote, las arrugas se reducen considerablemente.

  1. Ejercicio para mejillas: Inhala y cierra los ojos. Hincha las mejillas cerrando la boca y aguanta par de segundos. Exhala relajando la cara y los ojos. Repite el ejercicio 3 o 4 veces.
  2. Para fortalecer los párpados: Cierra los ojos durante tres segundos. Abre sólo el ojo derecho mientras el izquierdo sigue cerrado. Es importante que no muevas mucho la ceja. Abre los ojos y haz el mismo ejercicio con el ojo izquierdo. Repite 3 veces.
  3. Cuello y escote: Siéntate en suelo, dobla las rodillas y apoya los codos en ellas. Coloca las yemas de los (sin el pulgar) en el mentón. Inhala y lleva la cabeza hacia atrás. Mantén el apoyo en los dedos. Exhala y relaja la cabeza. Repite este ejercicio 3 o 4 veces.
  4. Labios superiores: Sitúa los pulgares debajo el labio superior. Inhala primero y exhala presionado los pulgares contra las encías. Repite este ejercicio 5 veces.
  5. Recuperar la elasticidad del contorno del rostro: Presiona los 3 dedos índice, anular y corazón en la frente (justo donde empieza la raíz). Inhala y presiona. Exhala y afloja. Después sigue desplazando los dedos hacia las sienes y hasta las mandíbulas.