La ‘graffitera’ que llena de corazones la M-30 de Madrid niega su detención: "Ni vagones ni fincas privadas"

corazones-m-30-madrid
Unos corazones en uno de los puentes de la M-30 de Madrid.

La persona responsable de llenar con grafitis en forma de corazón los puentes de la M-30 ha negado este sábado ser la misma que ayer detuvo la Policía, una chica de 22 años que tatuaba convoyes en el Metro con la firma artística "Love".

"Soy la persona que pinta los corazones en Madrid, especialmente en la M-30. No tengo nada que ver con la grafitera responsable de la firma ‘Love’ y nunca me han detenido", ha indicado en una tarjeta remitida a Efe junto a una rosa roja.

Con el mismo estilo de los dibujos hallados en numerosos puentes de la capital española, el mensaje aparece ilustrado con siete corazones de diversos colores, delineados con una doble línea negra y plata, tono del sobre en el que venía guardado.

"Mi norma fundamental es no destruir, sino dar color a columnas y paredes grises de hormigón. Nunca vagones ni fincas privadas", precisa el texto, ante la versión ofrecida ayer de que se trataba de la misma persona que había ocasionado daños valorados en más de 3.200 euros en las estaciones Metro de Puerta de Arganda y Cuatro Vientos.

De acuerdo con las fuentes consultadas por Efe, coincidía con otra joven que fue identificada en noviembre pasado como autora de los dibujos en la M-30. Entonces la pillaron "in fraganti" y le propusieron para una sanción, sin llegar a ser arrestada.

"Los corazones pretenden dar un mensaje de alegría y amor, intentando sacar una sonrisa a quienes los vean", culmina el mensaje del autor o autora de estos símbolos, que en el pasado ya envió cartas a los trabajos de los particulares que en redes sociales agradecieron su colorida intervención.

Temas

Lo último en Sociedad