Afecciones

Foliculitis: ¿sabes cómo prevenirla?

Foliculitis: ¿sabes cómo prevenirla?
Foliculitis: ¿sabes cómo prevenirla?

Cuando hablamos de la foliculitis nos referimos a una afección y un proceso capilar que suele englobar el folículo piloso y que aparece con mayor frecuencia en la cara, cuero cabelludo, extremidades y axilas. Hay acciones para evitar que surja este tema. Debemos saber cómo prevenirla.

Cuando se forma acné o las espinillas puede dar a lugar foliculitis, una infección bacteriana o fúngica de los folículos pilosos que afecta tanto a jóvenes como adultos, según el doctor Alberto Sánchez, de la clínica Hospital Capilar.

En qué consiste la foliculitis

Suelen aparecer unos pequeños bultos rojos o espinillas de color blanco alrededor de los folículos, mientras que, en los peores casos, puede dar lugar, incluso, a la aparición de úlceras, así como a la pérdida del cabello y la aparición de cicatrices.

Sus síntomas suelen ser picores y sensibilidad en la piel, ampollas con pus que provocan ardor e inflamación y forman costras, o la aparición de protuberancias rojas en las zonas donde aparece el vello.

Puede ser leve e irse sola pero también ir a más e infectarse. En estos casos, podría llegar a dañar el folículo piloso y provocar afecciones infecciosas más complicadas. Hay foliculitis bacterianas, que son las más comunes, o fúngicas, virales o parasitarias.

El experto comenta que la foliculitis puede afectar únicamente a los folículos pilosos o a estructuras más profundas en el interior de la piel y, en los casos más agresivos, se presenta mediante la formación de abscesos o forúnculos, a modo de nódulos que hacen que la afectación de la piel se extienda a la dermis profunda.

Pasos para combatir la foliculitis

Hay algunos hábitos o patologías como, por ejemplo, ser propenso a tener dermatitis, utilizar ropa y calzado no transpirable, una mala higiene o una depilación u afeitado incorrectos que pueden dar a lugar este problema.

Por tanto, aunque a veces es inevitable, muchas otras sí se puede prevenir. Se aconseja entonces evitar, en la medida de lo posible, el exceso de sudoración, limitar el uso de ropa ajustada para reducir la fricción entre la ropa y la piel, y mantener una buena higiene de la piel mediante uso de detergentes y champús que respeten el pH de la piel.

Como tratamiento, es el médico quien debe indicarnos la mejor manera de hacer frente a ella. En las foliculitis superficiales, el tratamiento se realizará a través de jabones, antisépticos locales como la clorhexidina y antibióticos tópicos como la mupirocina, mientras que, en los casos extensos, se usarán antibióticos orales.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias