Alimentos

Descubre las diferencias entre muesli y granola

Descubre las diferencias entre muesli y granola
Descubre las diferencias entre muesli y granola

Una de las principales confusiones que tenemos a la hora de distinguir entre diversos alimentos es centrarnos en las diferencias entre muesli y granola. En efecto, la mayoría de los consumidores tienden a creer que se habla exactamente del mismo producto cuando, en realidad, hay diferencias sustanciales entre ellos que debes aprender a detectar.

Pero como ambas opciones sanas tienen muchos elementos en común, frecuentemente se da la equivocación que lleva al usuario a comprar un artículo distinto al deseado.

Diferencias entre muesli y granola

Por supuesto, si vas a una tienda de alimentación saludable y le preguntas a quien te atiende, éste sabrá decirte qué paquete corresponde a cada uno de los preparados elaborados en base a granos. Sin embargo, cuando no dispongas de ayuda externa, tendrás que arreglártelas por ti mismo.

En general, los envases explican si se trata de muesli o granola, aunque algunos no son específicos ya que ambos coinciden en los cereales, en las frutas que se les agregan, como manzanas, pasas o coco, además de frutos secos, casi siempre almendras, nueces y cacahuates, por citar algunos de ellos.

Si echamos un vistazo a su aporte nutricional, también vamos a encontrarnos con semejanzas. Indistintamente, muesli y granola nos proveen de hidratos de carbono complejos, vitamina B, generosa cantidad de fibra… y azúcar. Sí, si no tienes cuidado consumirás demasiado azúcar.

Por lo tanto, sea cual sea el alimento que estés buscando, fíjate que su contenido de azúcares sea mínimo.

Entonces, ¿cómo puede diferenciarse el muesli y la granola? ¿En qué hay que fijarse?

Hechas todas las aclaraciones anteriores, la principal diferencia entre el muesli y la granola reside en que el primero de ellos posee una textura más suave, y que está compuesto de cereales crudos, que no han pasado por un proceso de tostado en hornos industriales.

La granola, por su lado, sí atraviesa el tostado industrial con añadidos de aceites. De hecho, puede que tu nutricionista te haya aconsejado el muesli si lo que pretendes es reducir tu peso corporal. Habitualmente, la granola se recomienda a aquellos que quieren ganar masa muscular rápido.

Como consecuencia de su preparación, la granola tiende a ser más dulce y sabrosa, mientras que el muesli es algo más difícil de ingerir, especialmente para quienes no están acostumbrados a cereales crudos, como la avena.

Por eso se recomienda acompañar el muesli con leche, al tiempo que la granola puede comerse sola.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias