Las alianzas estratégicas son imprescindibles para la sostenibilidad del sistema sanitario

sistema sanitario
sistema sanitario

La situación actual del sistema sanitario de nuestro país es preocupante, ya que nos encontramos ante un sistema público debilitado (acentuado con la pandemia) a nivel de gobernanza, accesibilidad, equidad, financiación o falta de impulso suficiente a la investigación, entre otros aspectos. Además, “asistimos a un panorama alarmante en lo que se refiere al sistema público y al modelo puesto que, desde la promulgación de la Ley General de Sanidad de 1986, no se ha realizado una adaptación a la realidad y necesidades de la población.

En España hay 47 millones de personas que tienen derecho a una mejor sanidad y a un sistema público de salud eficiente, bien gestionado, innovador y suficiente. Por eso, se hace imprescindible sumar esfuerzos y llevar a cabo estrategias conjuntas con la sanidad de titularidad privada (que es propietaria del 40% de los recursos sanitarios) para contar con el mejor sistema sanitario público que dé respuesta a las necesidades de la sociedad civil”. Así lo ha señalado Marta Villanueva, directora general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), durante la mesa redonda “Alianzas para lograr los objetivos”, en el marco del I Observatorio de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas) organizado por Enclave ODS e Invertia con el apoyo de la Fundación La Caixa, que tiene lugar hasta el 16 de septiembre en Madrid.

Marta Villanueva ha explicado cómo para el cumplimiento de todos los ODS se requiere el establecimiento de alianzas y por qué colaborar en la transformación digital es esencial en el ámbito de la salud y la sanidad. En este aspecto, la directora general de la Fundación IDIS apostó firmemente por la digitalización de la sanidad mediante herramientas y sistemas que favorezcan la interoperabilidad y la continuidad asistencial una vez que los datos de la historia clínica, de la biografía o diario de salud son de titularidad y propiedad del paciente y recalcó las ventajas de disponer de modelos sistemas interoperables que permitan reforzar la coordinación entre los distintos niveles durante todo el proceso asistencial y faciliten la movilidad del paciente dentro del propio sistema sanitario, lo cual incide en una mayor calidad asistencial que redundaría en una mayor seguridad para el paciente y en una mejora progresiva de los resultados de salud, que en definitiva constituye el objetivo fundamental, el más relevante de todo acto médico que se precie.

“Desde la Fundación IDIS -explicó- estamos inmersos en un proyecto de continuidad asistencial basado en la interoperabilidad para que el paciente, como propietario de sus datos de salud, pueda tenerlos consigo de forma digital y presentarlos a quien voluntariamente desee para mejorar los resultados y el pronóstico de su proceso asistencial”.

Durante el debate ha quedado de manifiesto el trabajo de la sanidad privada en la escucha activa y atenta a las necesidades que manifiesta la sociedad en materia de salud y sanidad, en el servicio al paciente y su protagonismo como parte de la solución a los problemas del sistema sanitario. Así, la directora general ha aludido al concepto de una “sanidad sin apellidos”: “En la Fundación IDIS somos activistas del cambio, y creemos que esa es la única manera de generar progreso.

Por eso, realizamos informes y proyectos con datos consolidados rigurosos, objetivos y contrastados que contribuyen a abordar la solución a los problemas planteados. De hecho, actualmente estamos trabajando en un informe sobre la contribución de la sanidad privada a los ODS y a la sostenibilidad del sistema, con el objetivo de contribuir de una forma más eficaz si cabe a su cumplimiento y, por tanto, a la consecución de la Agenda 2030, una hoja de ruta cuyo fin es alcanzar un desarrollo global y humano sostenible, un reto ambicioso con el que todos sin excepción debemos estar comprometidos.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias