cerebro

6 ejercicios para mejorar la memoria a largo plazo

memoria a largo plazo
Los ejercicios para mejorar la memoria a largo plazo

La memoria a largo plazo (MLP) almacena los recuerdos por un plazo de tiempo mayor a seis meses, sin límite alguno de capacidad o duración y pueden permanecer en el cerebro durante años. La diferencia básica con la memoria a corto plazo es que esta segunda almacena recuerdos durante un espacio de tiempo breve, aunque se pueden convertir en memoria a largo plazo.

Para poder retener dichos recuerdos, es decir, en la memoria a largo plazo va bien hacer ejercicios de repetición y otros. Veamos cuáles son.

Los ejercicios para mejorar la memoria a largo plazo

Ejercitar el cerebro. A medida que nos hacemos mayores, vamos perdiendo retención y por tanto memoria. Para evitarlo es bueno realizar diversos ejercicios para que el cerebro no descanse y pueda ejercitarse continuamente. Un ejemplo son los crucigramas, sopas de letras, escribir o leer.

Fuera vida sedentaria. Determinados estudios ponen de manifiesto que hay relación entre el ejercicio corporal y el mental para gozar de una buena salud externa e interna. Cuando nos movemos, mejoramos la función cardiovascular, es decir, el corazón bombea oxígeno fresco al cerebro.

Una correcta alimentación. Determinados alimentos hacen que nuestra memoria se reactive. Porque aportan nutrientes y vitaminas y minerales buenos para el cerebro. De hecho, un déficit de alimentación sano provoca pérdidas de energía y de memoria.

Descanso. Para reactivar el cerebro es esencial descansar. Para esto se recomienda dormir unas 8 horas al día, porque esto va totalmente relacionado con el cerebro y la memoria. Si no descansamos bien o tenemos dificultad para dormir correctamente, entonces deberemos acudir a nuestro médico para establecer una rutina.

Ejercicios de concentración. Con el ritmo rápido que llevamos es importante detenernos, relajarnos y realizar ejercicios de concentración. El despiste hace que nos olvidemos las cosas porque durante el día asumimos una gran cantidad de información y retenemos muy poca.

Ejercicios de fluidez verbal. Uno de los ejercicios más destacados cuando hablamos de la memoria a largo plazo es establecer funciones de lenguaje. Hay muchos ejercicios de este tipo, como las adivinanzas, las palabras encadenadas, o construir historias con frases repetitivas de nuestra vida. Además de entretener, son ejercicios que van bien para toda la familia, tanto para niños como para personas mayores.

Temas

Lo último en Salud

Últimas noticias

. . . . . . . . .