Recetas de postres

Receta de Bizcocho de leche condensada y limón

bizcocho de leche condensada y limón
Receta de bizcocho de leche condensada y limón
Comentar

En pocos minutos se puede disfrutar de un postre realmente delicioso. Aprende a cocinar este bizcocho de leche condensada y limón.

A la hora de definir qué dulce preparar, lo importante es que los ingredientes sean de nuestro agrado. En este caso, el bizcocho de leche condensada y limón combina dos sabores que van a la perfección. Y por ello resulta una receta especial para disfrutar y deleitarse. Este bizcocho es ideal para compartir una merienda con una opción suave y esponjosa. La leche condensada aporta el dulzor y la textura cremosa en su punto justo, mientras que el sabor cítrico del limón hace el contrapunto para lograr un equilibrio con su acidez.

Es una receta que muchas veces se encuentra en las mesas de media tarde. Pero en esta ocasión se le ha añadido un toque muy especial: las semillas de amapola. Este ingrediente le otorga un punto crujiente delicioso que deleita al paladar. Se trata de un bizcocho muy fácil y rápido de preparar, aporta proteínas y fibra, especialmente por las semillas añadidas. No es necesario echarle azúcar, ya que la leche condensada es suficiente para otorgarle el punto exacto de dulzor.

Ingredientes:

  • 1 lata de leche condensada
  • 4 huevos
  • 1 yogur sabor a limón
  • 120 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 50 gr. de mantequilla
  • Ralladura de 1 limón
  • Zumo de ½ limón
  • 2 cucharadas de semillas de amapola

Cómo preparar bizcocho de leche condensada y limón:

  1. Precalentar el horno a 180°.
  2. Tamizar la harina con la levadura y reservar.
  3. A continuación, derretir la mantequilla y dejarla templar.
  4. En un recipiente, echar los huevos y batirlos muy bien. Añadir poco a poco la leche condensada y el yogur de limón asegurándose que todos los ingredientes se vayan integrando bien.bizcocho de leche condensada y limón
  5. Añadir la mantequilla previamente derretida y mezclar. Incorporar poco a poco la harina tamizada con la levadura y continuar mezclando para evitar que se formen grumos.
  6. Por último, añadir la ralladura de limón, el zumo y las semillas de amapola. Mezclar bien hasta que quede una masa homogénea.
  7. Verter la mezcla en un molde previamente engrasado y enharinado y hornear durante 35-40 minutos a 180 ° o hasta que el bizcocho se vea ligeramente dorado.
  8. Se puede comprobar el punto del bizcocho introduciendo un palillo, debe salir limpio y seco.
  9. Retirar, dejar enfriar y servir para disfrutar de una exquisita merienda.

Como puedes ver, es una receta sumamente práctica y muy fácil de hacer. En pocos minutos puedes servir un riquísimo dulce que conquista por su suavidad y dulzor. Anímate a prepararlo y comprueba el éxito que tendrás entre tus invitados.

Últimas noticias