Postres

Tiramisú

Tiramisú
0 Comentar

Uno de los postres italianos con más proyección a nivel internacional es el tiramisú. Raro es el sitio, pastelería o restaurante, donde no podamos encontrarlo. Y es que, hablar del tiramisú, es hablar de una de las recetas más preparadas tanto a nivel casero como en restauración.

El éxito de este postre, que se sirve frío, quizá resida en su esponjosidad, en la mezcla de sabores o, tal vez, en que no termina de ser todo lo dulce que aparenta.

Actualmente existen numerosas formas de llevar a cabo esta preparación, unas con licor, otras sin él, algunas con bizcochos, otras con galleta… Podéis elegir la que más os guste, ¡aunque esperamos que os quedéis con la nuestra!

Con vosotros; la receta de tiramisú.

Ingredientes:

  • 300 g de bizcochos de soletilla
  • 500 g de queso mascarpone
  • 150 g de azúcar
  • 6 huevos
  • 150 ml de café
  • 90 g de cacao amargo en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de Amaretto (opcional)

Elaboración:

Uno de los ingredientes que suponen una pieza clave en este postre son los bizcochos. En Italia se usan los savoiardi, que son los que aquí conocemos como bizcochos de soletilla (pero ojo, no los blandos y grasos, sino los más finos y secos). Los encontrareis en cualquier tienda, aunque si preferís hacerlos de manera casera podéis consultar la receta aquí. Es muy importante que éstos sean de huevo, así que aseguraos que los que escojáis lo lleven entre sus ingredientes.

Tiramisú

Empezaremos separando las yemas de las claras. Batiremos, usando las varillas, las primeras con la mitad del azúcar hasta que queden bien integrados y con una textura algo más espesa.

Añadimos el queso mascarpone. Éste ingrediente, originario del norte de Italia, es el otro pilar del postre. Se trata de un queso fresco y muy cremoso bastante empleado en repostería.

Lo mezclamos bien y reservamos.

Batimos las claras a punto de nieve y cuando las tengamos, incorporamos de manera muy suave (para que no se bajen) la otra mitad de azúcar.

Una vez hayamos acabado, uniremos las dos mezclas con sumo cuidado. Para ello, lo haremos poco a poco, con una espátula y con movimientos envolventes. Reservamos.

Preparamos el café (mejor si es expreso y, además, recién hecho) y le añadimos un poquito de azúcar (opcional). Lo ponemos en un bol y vamos mojando los bizcochos en él hasta que queden algo empapados.

Si finalmente queréis probar este postre con el amaretto deberéis añadírselo al café, para que al mojar los bizcochos absorban la mezcla de sabores.

Tiramisú

Es el momento de montar nuestro tiramisú. Para ello, colocaremos en el molde elegido, una fila de bizcochos, sobre estos una capa de crema que los cubra por completo y espolvoreáis sobre ésta un poco de cacao en polvo. Inciso: En algunas recetas, se dispone una primera fila de bizcochos sin haberlos mojado previamente en el café, se añade la crema y sobre ésta, se pone una nueva línea de bizcochos ya empapados. Podéis hacerlo como más os guste, con esta opción el sabor a café será más suave y la base algo más crujiente, y con la anterior, será más intenso y más esponjosa.

Tiramisú

Sobre el cacao en polvo añadimos una nueva capa de bizcochos, encima la crema y, sobre ésta, de nuevo el caco. Repetiremos hasta finalizar los ingredientes o lo que nos permita la capacidad del molde. Sugerencia: La última capa debe acabar siempre con el cacao para que al “cerrar” nuestro tiramisú, le dé un aspecto liso y uniforme.

Dejamos reposar en la nevera durante unas 8  horas para que la crema adquiera la consistencia deseada y listo.

Sugerencia: Al tratarse de un postre tan vistoso, podéis prepararlo en moldes individuales, copas o vasos.

Resumen
recipe image
Receta
Tiramisú
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas