Sánchez no deja de ayudar a los golpistas

Sánchez no deja de ayudar a los golpistas

Pedro Sánchez cede ante los golpistas. Da igual cuando lea esta frase. Se cumple constantemente. El presidente del Gobierno está empeñado en trocear el honor y la dignidad de nuestras instituciones y entregárselo poco a poco a los independentistas catalanes. Como bien ha señalado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, parece que quiere “poner el Estado al servicio de los golpistas”. El sillón hipotecado de La Moncloa le obliga a seguir otorgando concesiones que, por otra parte, cada vez son más escandalosas. El mismo día que el diputado de Esquerra Republicana Jordi Salvador ha escupido al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, y Gabriel Rufián lo ha insultando diciéndole que es el ministro “más indigno de la democracia española”, el Ejecutivo se ha cargado al abogado del Estado que se negó a retirar el delito de rebelión a los golpistas.

Un auténtico escándalo que quita de en medio a Edmundo Bal, partidario de seguir la línea marcada por la Fiscalía y acusar a los golpistas presos como autores de un delito de rebelión. Si la justicia no persevera en esa corriente, las penas se reducirán de forma muy considerable. Por ejemplo, en el caso del ex vicepresidente regional Oriol Junqueras, principal acusado, la petición pasaría de 25 años de cárcel a sólo 12. La abogada general del Estado, Consuelo Castro, queda en evidencia tras esta decisión y, con ella, la reprobada ministra de Justicia Dolores Delgado. También la maltrecha independencia judicial, pues esto es un mensaje indirecto que va con la directa intención de presentar como aviso la posición del Gobierno.

No obstante, y por lamentable que sea, este nuevo gesto con los independentistas no puede resultar extraño. Ante la bronca que ha tenido lugar este miércoles en el Congreso, Sánchez se ha limitado a decir que “hay que hacer autocrítica”, pero sin un solo reproche a su socio de Gobierno Gabriel Rufián. Así las cosas, no es de extrañar tampoco, a pesar del daño a España y a los españoles, que el PSOE se haya opuesto en dos ocasiones —primero en la Asamblea de Madrid y después en el propio Congreso— a la loable iniciativa de Ciudadanos para que no se pueda indultar a los condenados por el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Así las cosas, no descarten que gracias al desgobierno del PSOE dar un golpe de Estado salga gratis… o casi.

Últimas noticias