Prédica neocomunista, trigo populista

Prédica neocomunista, trigo populista
opinion-editorial-podemos-interior

El olfato político de un Henry Kissinger no es requisito imprescindible para percibir que detrás de Podemos sólo hay nihilismo y voluntad de poder. Por eso mismo, la coherencia y la ejemplaridad con las que se mide a cualquier otro partido político quedan, en el caso de Podemos, como en suspenso; en el fondo, de forma consciente o inconsciente, todo el mundo sabe que los chicos de Somosaguas sólo están aquí para predicar (neocomunismo), no para dar ninguna clase de trigo. Dicho esto, en ocasiones resulta insólita la fuerza con la que caen en los vicios que critican.

La última hazaña –por el momento– de Pablo Iglesias y sus muchachos ha sido contratar a una empresa de comunicación mexicana, Neurona Consulting, que en Bolivia está protagonizando un sonoro escándalo mediático. Los contratos millonarios que esta empresa está recibiendo a dedo, por designación discrecional y directa del presidente Evo Morales, han llegado al Senado de la nación hermana y están copando las portadas de sus periódicos y televisiones. Ocho contratos y una cifra equivalente a 1,5 millones de euros en un país que atraviesa graves penurias económicas ha escandalizado, con toda justicia, a la opinión pública boliviana.

Para entender este presunto tráfico de influencias sólo hay que añadir un dato más: Neurona Consulting es una empresa que está especializada en realizar campañas electorales para el populismo latinoamericano de extrema izquierda –Maduro, Chávez, Rousseff o Fernández de Kirchner han sido algunos de sus clientes–; es decir, el modelo que a Pablo Iglesias le encantaría exportar a España. Y ya sabemos qué sucede cuando Podemos establece afinidad ideológica con algo o con alguien; entonces, los criterios éticos por los que juzgan con tanta dureza a los demás, desaparecen, como por ensalmo, para orientar su propia y personal conducta. Podemos –como señalaban los antiguos cuadernos de notas– "frecuenta malas compañías" y “necesita mejorar”.

Lo último en Opinión