No hay que vetar a los periodistas de El País ni a los de OKDIARIO

No hay que vetar a los periodistas de El País ni a los de OKDIARIO

La Junta Electoral Central se ha declarado incompetente para obligar a VOX a permitir el acceso a los periodistas de El País y la Cadena SER para informar de una actividad -el escrutinio del 10-N y las reacciones posteriores- que "no es propiamente electoral ni puede influir en el desarrollo de unos comicios que ya se han celebrado". En suma, que la Junta Electoral se quita del medio toda vez que la prohibición a los periodistas del grupo Prisa se produjo tras la campaña electoral.

Disquisiciones jurídicas aparte, OKDIARIO, que ha sufrido y sufre a diario el veto, acoso y desprecio de la izquierda política, defiende para el resto de medios lo que defiende para sí: poder ejercer libremente y sin cortapisas la labor periodística, porque el derecho a informar y el derecho a la información están consagrados en nuestra Constitución. Eso sí: ninguna lección de quienes sólo denuncian el veto a periodistas cuando son de izquierdas. Ninguna.

Nos gustaría que con la misma claridad que OKDIARIO se pronuncia sobre la prohibición de VOX a los periodistas de El País y la SER, otros medios de comunicación propensos a denunciar la violación del derecho a informar sufrida por los periodistas del grupo Prisa hicieran lo mismo cuando es OKDIARIO quien sufre en sus carnes la censura. Pero no nos hacemos ilusiones, porque somos muy conscientes de que las terminales mediáticas de la izquierda sólo alzan la voz cuando les afecta a ellas. Cuando los damnificados son otros, guardan un silencio cómplice y revelador.

Para que no haya sombra de duda sobre cuál es la posición de este diario, denunciamos que VOX no permitiera acceder a su sede a los periodistas de El País y la SER, pero reclamamos -no es mucho pedir- que los que hoy se sienten violentados en el ejercicio de su profesión denuncien el trato que reciben los medios que soportan el trato humillante e indigno de las formaciones políticas de la izquierda. Lo otro es puro hipocresía.

Lo último en Opinión

Últimas noticias