El ‘negro’ Ocaña, autor de gran parte de la tesis, era el jefe de Gabinete del ministro Sebastián

Carlos Ocaña
Carlos Ocaña tomando posesión como jefe de Gabinete ante la mirada de Miguel Sebastián, ministro de Industria. Foto: EFE

El ‘negro’ Carlos Ocaña fue el autor de gran parte de la tesis de Pedro Sánchez. Y él era simultáneamente el jefe de Gabinete del Ministerio de Industria que lideraba en aquella época Miguel Sebastián.

Carlos Ocaña era conocido por sus amigos como ‘Cocana’. El mismo que unos meses después de que Sánchez presentase su flamante tesis cum laude, firmó con el ahora presidente del Gobierno un libro que, casualmente, abordaba el mismo tema de la tesis, la práctica totalidad de los puntos y que, de nuevo casualmente, compartía cuadros, capítulos, tablas y gráficos calcados de la tesis. Porque él fue el ‘negro’ con el que contó Pedro Sánchez para elaborar buena parte de su tesis doctoral.

Ocaña y Sánchez eran viejos amigos. Una amistad que hizo que el uno se apoyara en el otro y el otro en el uno y que, tras trabajar codo con codo en la tesis, decidiesen publicar un libro que reflejaba esa colaboración. Tan sólo con un pequeño problema: que la tesis tiene que ser individual y el libro dejaba claro que el trabajo había sido compartido.

La tesis tiene que ser individual y el libro dejaba claro que el trabajo había sido compartido

Ocaña y Sánchez tejieron su amistad años atrás, cuando ambos trabajaban en el programa económico del PSOE del año 2004 y eran miembros de lo que denominó Economistas 2004. Y una relación que mostró su parte más práctica cuando ‘Cocana’ fue jefe de Gabinete de Miguel Sebastián en el Ministerio de Industria y Sánchez era el diputado socialista encargado de los temas de energía en el Congreso.

El resto de cuestiones descubiertas en la tesis tienen así una forma más fácil de ser entendidas: 44 fuentes documentales, gráficos, tablas, informes proceden de Industria; el libro es prácticamente igual a la tesis; quienes la han leído afirman que no es realmente una tesis sino una recopilación de informes; la tesis carece de crítica a ningún periodo analizado pese a ser el pretendido autor un diputado del PSOE porque los informes de cada época no eran críticos con quienes los encargaban; y, por último, y descubierto ahora: aparecen en el texto de la tesis hasta fragmentos íntegros de discursos del ministro Sebastián.

Porque Ocaña era nada menos que el jefe de Gabinete de Sebastián.
La carrera profesional de Carlos Ocaña comenzó, de hecho, en la Oficina Económica del Presidente del Gobierno en el año 2004, siendo jefe del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero. Su jefe directo por aquel entonces era Miguel Sebastián. Y, aunque ‘Cocana’ es un buen economista en la elaboración de trabajos de campo, no tenía ningún reconocimiento académico, algo que explica también el bajo nivel de la tesis.

Por aquella época, Sebastián le abrió a Sánchez las puertas de la Oficina Económica de Moncloa, pero éste prefirió seguir adelante con su carrera política en Ferraz. Desde esa posición logró ser diputado. Y, desde allí, sacar provecho a sus contactos con Cocana.

Coincidiendo con el final de la primera legislatura de Zapatero, Ocaña ‘ficha’ por Paradores de España, donde pasa a formar parte del consejo de administración. Su labor en Paradores terminó dos años después. Y fue entonces cuando Miguel Sebastián, su antiguo jefe y recién nombrado ministro de Industria, Turismo y Comercio, llamó a Ocaña para que se convierta en su mano derecha.

Ocaña tomó posesión como jefe de Gabinete de Sebastián el 22 de abril de 2008 y se mantuvo en el cargo hasta diciembre de 2011.

El ‘negro’ de Pedro Sánchez, pese a no tener formación investigadora académica, tenía claramente una mayor motivación intelectual económica que Sánchez. Ocaña había cursado estudios de Económicas en la Universidad Complutense de Madrid y en su expediente académico figuran dos programas de directivos en sendas escuelas de negocios de prestigio. Un Programa de Dirección General (PDG) del IESE y un programa de innovación y emprendimiento en la Sloan School of Management, perteneciente al MIT (Massachusetts Institute of Technology). Eso sí, ambos cursados tiempo después de la materialización de la tesis de Sánchez.

Lo último en Noticias