Jaume Asens

Podemos sobre el agresor a la Policía con un tablón de clavos oxidados: «Es injusto que esté en prisión»

Podemos Alberto Rodríguez
El portavoz parlamentario de En Comú Podem, Jaume Asens, durante una intervención en el Congreso. (Foto: Europa Press)

El presidente del grupo parlamentario Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Jaume Asens, ha mostrado su «solidaridad» con Dani Gallardo, el joven gaditano acusado de agredir a la Policía Nacional con tablones con clavos oxidados en las protestas contra la sentencia condenatoria a los políticos golpistas en Cataluña. El parlamentario catalán sostiene que «es injusto que le pidan 6 años y lleve más de uno en prisión preventiva».

De esta forma, una de las principales caras visibles del partido de Pablo Iglesias en la Cámara Baja ha mostrado su respaldo a este joven violento. Precisamente este viernes se ha celebrado una primera vista para tomarle declaración, junto a otros dos chavales encausados. Jaume Asens  ha difundido además las convocatorias de manifestaciones a las puertas de los juzgados para amedrentar a los magistrados que decidirán si condenan finalmente a los tres acusados.

Aunque partidos secesionistas como Junts o ERC ya habían mostrado su apoyo explícito a Dani Gallardo, ahora es Podemos quien también se pone del lado del presunto agresor y da la espalda a los efectivos de la Policía Nacional, objeto del ataque que se está juzgando.

Los tres jóvenes imputados han negado en el juicio que agredieran a los agentes durante los disturbios registrados en Madrid el pasado 16 de octubre de 2019. Han sostenido que ni siquiera participaron en la manifestación, a pesar de que, tras esa concentración, la Policía les identificó. Las diputadas de JxCAT Laura Borrás y de ERC Carolina Telechea y Montse Bassa, junto a portavoces de ANC y del Movimiento Antirepresivo de Madrid, han arropado a los acusados a las puertas de la Audiencia Provincial.

Junto a Dani Gallardo está siendo juzgada su amiga Elsa V.E. y otro joven de nombre Mariano Javier H.J.. El primero está acusado de desórdenes públicos y atentado a agente de la autoridad por golpear con un palo con clavos a un policía en la cabeza.

Mientras que Dani Gallardo se enfrenta a seis años de cárcel pedidos por el fiscal, el Ministerio Público solicita para los otros dos encausados dos años de prisión respectivamente. Elsa se enfrenta a desórdenes públicos y Mariano Javier a atentado a agente de la autoridad por lanzar un objeto metálico a un agente (un servilletero) y resistirse a su arresto.

Dani Gallardo este viernes ante el tribunal. (Foto: EFE)

Dani y Elsa, que fueron detenidos en la calle Conde, han asegurado que no participaron en la concentración ni en los disturbios posteriores y que se encontraron con los mismos cuando estaban en la plaza de la Villa fumando porros de hachís y tomando cerveza, como recoge EFE.

En todo caso, el joven, que lleva un año en prisión preventiva, ha confesado que en un momento dado vio cómo un policía «le estaba dando una paliza a Elsa y que ella gritaba», momento en el que decidió ponerse en medio. «Se me cayó el alma y prefería que me pegaran a mí en vez de a ella», ha relatado el joven de origen gaditano, que ha negado que golpeara con un palo al agente.

«Estábamos en un mal sitio en un mal momento», ha defendido Elsa, que ha indicado que cuando vieron que los policías iban a hacia ellos salieron corriendo por miedo, así como que sufrió un ataque de ansiedad y que un policía la golpeó, la tiró al suelo y le pisó la cabeza.

Por su parte, Mariano Javier, que fue arrestado en la confluencia de las calles Cruz y Barcelona, ha afirmado que tampoco participó en la concentración y que los disturbios le sorprendieron cuando iba a su casa después de estar con un amigo. Según dice, salió corriendo cuando vio a dos hombres con porras extensibles que iban hacia él, y de los que ha dicho que no sabía que eran policías de paisano.

Ha admitido que en la carrera cogió un servilletero de una terraza y se lo lanzó a uno de ellos, que lo esquivó, pero ha manifestado que no oyó el «alto policía» pues había mucho ruido ni que se mostrara hostil con ellos.

Testimonios de los policías

En la sesión han testificado varios policías nacionales, que han explicado que en la concentración convocada en la Puerta del Sol participaron unas 600 personas y, cuando terminó, unas 80 quisieron seguir manifestándose y se dirigieron hacia el Congreso de los Diputados. Entonces, se separaron en grupos de entre 10 y 15 individuos por los céntricos barrios de Las Letras y Huertas.

Imágenes de los tablones con clavos con los que la policía fue atacada en Madrid.
Imágenes de los tablones con clavos con los que la policía fue atacada en Madrid.

En contra de lo expuesto por los acusados, los policías han aclarado que  estos grupos, en los que estaban Dani y Elsa, provocaron altercados como la colocación de barricadas, quema de contenedores o lanzamiento de adoquines, ladrillos y palos, y  que llevaban cinturones enrollados en las manos con hebillas metálicas además de agredir a viandantes.

El agente que detuvo a Elsa ha declarado que recibió un golpe «brutal» en la cabeza que provocó que se cayera al suelo y, cuando se giró, recibió otro menos fuerte. Un compañero suyo fue a ayudarle. Este segundo agente ha testificado que vio cómo Dani gritaba «Dejad a mi novia, dejad a mi novia» y seguidamente agredió a su compañero con un golpe en la cabeza, momento en el que con su porra evitó que le volviera a agredir. «Le golpeó por la espalda a traición y le podía haber matado si no es por el casco o si le da en el cuello», ha destacado.

Lo último en España

Últimas noticias