Okupas enAlcorcón

La pesadilla de unos vecinos de Alcorcón con unos okupas protegidos por el PSOE y Podemos

Vivir en el municipio madrileño de Alcorcón se ha convertido en toda una pesadilla para algunos de sus vecinos. La okupación está generando graves problemas de convivencia. En las últimas semanas la situación ha llegado al límite en los locales donde antes había un mercado de abastos. Se ha convertido un un centro de trapicheos en el centro de la localidad.

Tal como explica Charo, una de las vecinas afectadas a OKDIARIO, están «desesperados». Sobre todo lamenta la falta de seguridad por la noche. «Yo tengo una hija de 27 años que vive conmigo y sufro cuando tiene que pasar por ahí cada noche. Las dos vamos siempre con nuestros sprays de pimienta por si somos atacadas», afirma. Estos vecinos tienen constancia de que son okupas muy problemáticos que, incluso, han pasado por la cárcel.

Por su parte, el Ayuntamiento de Alcorcón, en manos del PSOE y Podemos, no hace nada para resolver la situación. De hecho, tal como denuncia el PP estos dos partidos votaron en contra de una moción que presentaron en el Pleno municipal para instar al desalojo de estos maleantes que se han hecho fuertes en esta antigua galería comercial hoy abandonada que está incluida en la comunidad de vecinos. Algunos de los okupas, además, realquilan a terceros los locales a pesar de que no son de su propiedad.

La moción recogía que «la progresiva vuelta a la normalidad y la salida a la calle, si bien ha supuesto un alivio, se ha visto ensombrecida por el aumento constatable de los robos, hurtos, agresiones, etc.». Explican que «las okupaciones, en las últimas semanas han causado dolor e indignación en muchas personas, principalmente en la Zona Centro. Es el caso de la calle Virgen del Icíar, donde se han ocupado dos locales en breve espacio de tiempo; de la calle Independencia, donde se ha usurpado otro bajo o en la calle Polvoranca donde otro grupo de okupas molestan permanentemente con grave peligro a la salud pública». Sin embargo, los ediles de Natalia de Andrés (PSOE) y Jesús Santos (Podemos) votaron en contra de las peticiones del PP para tener más efectivos policiales.

Tal como detalla Charo, en el mismo bloque donde vive ella hay trabajadores del Ayuntamiento cercanos a la alcaldesa socialista Natalia de Andrés y, a pesar de sufrir en sus propias carnes las molestias, el Consistorio se mantiene en la inacción. «Lo único que nos dicen es que están estudiando todas las vías posibles para actuar, que hay que estudiar caso por caso y que la solución tardará porque requiere una atención integral», lamenta la vecina consultada que ejerce de portavoz del resto que no quieren hablar con la prensa por miedo a represalias.

Desde el Consistorio comentan que sí son conscientes del problema tras avisos vecinales y que el equipo de Victoria Meléndez Agudín, concejal socialista de Servicios Sociales, Mayores y Salud Pública tiene el asunto entre sus temas de trabajo. En todo caso rebajan el malestar ciudadano y aseguran que las okupaciones se están reduciendo en los últimos meses gracias a que el Ayuntamiento busca solución habitacional para los casos de exclusión social.

Los vecinos denuncian con vídeos los altercados que se producen con frecuencia en la zona. La Policía Local ha tenido que intervenir para contener la violencia de personas que están bajo los efectos de sustancias.

Además de los desórdenes públicos, los residentes de ese punto de Alcorcón lamentan que los okupas están enganchándose a la luz y usan de bombonas de butano sin permiso en el interior de estos locales ubicados en la planta que da a la calle.

La pesadilla de unos vecinos de Alcorcón con unos okupas protegidos por el PSOE y Podemos
Policías entrando en uno de los locales okupados.

Se da la circunstancia de que el ex alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP), es actualmente consejero de Vivienda de la Comunidad de Madrid y afeó que el Consistorio que lideraba está siendo «indulgente» con acabar con las okupaciones. Los ‘populares’ lamentan que hay «alarma e indignación» entre los ciudadanos debido a los «disturbios» y a la «inseguridad» que esto genera. «En un año de Gobierno socialcomunista, la tasa de criminalidad ha subido en la ciudad, y han aumentado las okupaciones que causan temor y malestar en los barrios de la zona centro», detallan.

David Pérez ha afirmado que que ha pasado Alcorcón de ser «la segunda ciudad más segura de toda la Comunidad de Madrid, porque había una política de seguridad muy seria y comprometida», a ahora una localidad «con la seguridad totalmente abandonada a pesar de los magníficos profesionales que tienen».

Pide también a la Delegación del Gobierno, gestionada por el socialista José Manuel Franco, que «se ponga del lado de los vecinos y que actúe, que no permitan que estas situaciones se produzcan». Además, considera también urgente una convocatoria para dotar de más plazas de refuerzo a la Policía Municipal.

 

Lo último en España

Últimas noticias