Crisis del coronavirus

Ayuso prepara una vacunación masiva en el WiZink Center y el Palacio de Vistalegre

La campaña masiva de vacunación se activará "tan pronto lleguen dosis suficientes"

Un estudio científico internacional retrata a Sánchez: la cepa británica entró por Barajas sin control

Pedro Sánchez vacunas
Una trabajadora de una residencia recibe una vacuna contra el Covid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, prepara una vacunación masiva en grandes instalaciones. El objetivo: acelerar la vacunación de forma radical en cuanto estén disponibles los envíos de nuevas dosis. Los sitios elegidos: el WiZink Center y el Palacio de Vistalegre. El protocolo se diseña ya y pretende disparar las vacunaciones buscando nuevas sedes que permitan el suministro de las dosis de forma totalmente acelerada.

La pelea del Gobierno central con el de Madrid se ha convertido ya en una tónica. Pero el último capítulo llevó a destinar a otras regiones vacunas que debían quedarse en Madrid. Y es que el recorte en la producción de los laboratorios llevó al Gobierno de Pedro Sánchez a dar prioridad a otras regiones que no habían tenido la cautela de reservar la segunda dosis. El resultado fue que la Comunidad de Madrid, que había tenido la precaucación de guardar esas segundas y necesarias dosis, se viese obligada a suspender la vacunación prevista de los sanitarios que luchan en primera línea contra el Covid.

El Ministerio de Sanidad priorizó a unas comunidades -las que más habían acelerado en la administración de las dosis, precisamente, por no reservar la segunda dosis- sobre otras en la entrega de viales y eso provocó que la sanidad madrileña se quedara sin dosis para nuevos vacunados. Desde el Gobierno regional calificaron ya entonces la situación de «mal hacer» por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez. La suspensión de la vacunación por falta de dosis se produjo, para colmo, sólo 24 horas después de que el ministro Salvador Illa firmase el envío de 30.000 unidades a Andorra, donde residen 14.000 catalanes con derecho a voto en las regionales del 14-F.
Ahora Madrid contesta con un plan de vacunación masiva. Un plan que se pondrá en marcha cuando se empiece a vacunar a la población general, que se llevará a cabo por tramos de edad, y, por supuesto, en cuanto estén disponibles los viales por parte de los laboratorios.

Pero la respuesta es contundente: Madrid será la comunidad más preparada para administrar vacunas de forma acelerada y masiva.

El anuncio de la vacunación masiva, además, llega justo cuanto la mortalidad de los contagiados en toda España se ha disparado: días como el 19 o el 20 de enero mostraban tasas de letalidad cercanas al 1,1%; febrero ha marcado de forma insistente datos cercanos o superiores al 2%; y este 9 de febrero, la letalidad ha alcanzado el preocupante dato del 4,67%. Casi cinco personas muertas por cada 100 contagiados de coronavirus desde la expansión de las nuevas cepas.

La tasa de letalidad refleja el porcentaje de muertos por cada 100 contagiados. Y ese indicador ha evolucionado en España desde tasas del 1,17% el 19 de enero o el 21 de enero 0,91%, pasando por 1,62% el 26 de enero o del 1,48% el 28 de enero, hasta llegar al 2,49% el 2 de febrero, el 1,79% y 2,04% el 3 y el 5 de este mismo mes de febrero, respectivamente. Es decir, que los porcentajes se habían duplicado hasta hace bien poco. Pero el gran salto lo acaba de dar este dato: este pasado 9 de febrero, la tasa de letalidad se ha disparado hasta el 4,67%: 4,67 personas fallecidas por coronavirus de cada 100 casos detectados.

El incremento es más que preocupante. Pero no debía haber cogido por sorpresa al Gobierno. El pasado 30 de enero, tal y como publicó OKDIARIO, mientras el Ejecutivo sigue con sus mensajes de tranquilidad y afirmando que las comunidades autónomas tenían en su mano herramientas suficientes para frenar el Covid, la entrada de las nuevas variantes del virus empezó ya a dejar una huella difícil de ocultar. Las dos semanas de explosión de las nuevas cepas de coronavirus en España hasta el cierre de enero se vieron ya acompañadas de un incremento de la mortalidad de los contagiados.

Si en la primera quincena de enero la tasa de muertos en porcentaje del número de casos diagnosticados alcanzó el 0,92%, las dos semanas siguientes vieron incrementar ese dato hasta el 1,20%. En resumen, en ese periodo, en el que la inmensa mayoría de países habían alertado del peligro de las nuevas cepas, España vio crecer la mortalidad de sus enfermos por Covid en un 30,43%.Ahora Madrid lanza un plan de vacunación masiva para cortar esta letalidad y el mismo contagio. Y lo hace con acuerdos ya cerrados con grandes establecimientos con capacidad para esa vacunación a plena velocidad.

Lo último en España

Últimas noticias