‘Público’ figura en la misma trama societaria de las mordidas a la FIFA

Jaume Roures
Jaume Roures. (Foto: AFP)

El diario Público, desde cuyas páginas los dirigentes de Podemos a través de la Tuerka y de varias columnas periodísticas dan lecciones de ética y moral, forma parte del entramado societario de Jaume Roures investigado por el FBI y los tribunales de Nueva York por los sobornos a directivos de la FIFA.

OKDIARIO publicó ayer que la Fiscalía de Manhattan cuenta con el testimonio de varios testigos protegidos que vinculan las operaciones de blanqueo de dinero en paraísos fiscales de la sociedad Media World y el hombre de confianza de Roures en Miami, el también catalán Roger Huguet, con la dirección en Madrid.    

El magnate de los medios audiovisuales españoles, además de ser el máximo accionista del holding Imagina –la fusión entre Globomedia y Mediapro- es administrador y propietario de la mitad de las acciones de la sociedad Display Connectors, la editora de Público. El diario sensacionalista, desde hace meses, se ha convertido en portavoz del partido morado de Pablo Iglesias, de los servicios secretos del CNI y de un sector de las cloacas policiales bautizada por el propio medio como guerra de comisarios.

La editora de Público, Display Connectors, está participada por varias sociedades de la trama del magnate catalán: por Mediacable Servicios de Producción en un 45%; por Multiax Invera, en otro 45% y por Roures y Benet con un 5%, cada uno. Pero, según los datos registrales, Mediacable pertenece a Roures en un 99,99%, de la que también es administrador único, y Multiax Invera depende de la sociedad Atas Corp en un 100%, de la que es accionista exclusivo y administrador único Tatxo Benet. En definitiva, Roures y Benet son los únicos propietarios de Público.

Por tanto, Imalatam S.L, la sociedad de la que ha sido hasta hace dos meses consejero delegado Roger Huguet, el mismo que renunció ante la Corte de Nueva York a la presunción de inocencia al declararse culpable de manera voluntaria de los delitos de conspiración para ofrecer sobornos y de blanqueo de dinero, mantiene una vinculación directa con la editora de Público a través de Imagina Contenidos Audiovisuales y de otras sociedades intermedias de Roures y Tatxo Benet. Una perversa relación que coloca al diario de Roures en el ojo del huracán de las mordidas a la FIFA.

‘Público’ figura en la misma trama societaria de las mordidas a la FIFA

El magistrado de la Corte de Nueva York, ante quien compareció Huguet para asumir los sobornos de las dos filiales de Mediapro en Florida, define el emporio del productor comunista catalán como un vasto “conglomerado multinacional (en Miami) con base en Europa”.

Pero Roures, en julio de 2015, cuando el FBI seguía los pasos de sus hombres en Estados Unidos por el pago de mordidas, en una entrevista concedida a Voz Pópuli, denunciaba con grandes dosis de cinismo la corrupción en el mundo del fútbol: “Se ha descubierto tanta mierda que no sabemos hasta dónde llega”. El nuevo ciudadano Kane de los multimedias se permitía el lujo de aseverar sin pestañear, mientras sus colaboradores estaban a punto de ser esposados por funcionarios del FBI, que a Jesucristo “lo meterían hoy día en la cárcel por culpa de la ley Mordaza”.

El editor de Público, el máximo responsable de todo ese entramado societario, con sólidos tentáculos en paraísos fiscales, empleaba el mismo cinismo cuando declaraba en la entrevista sin ruborizarse: “Ya lo dijo Marx hace casi 200 años: el mundo, si no se remedia, se dirige a que los ricos cada vez sean más ricos y los pobres cada vez más pobres. Y esa es la realidad hoy en día”.

Es cierto que el editor de Público no figura de manera nominal en las investigaciones de la Fiscalía de Nueva York pero sí sus sociedades y sus colaboradores. Según la acusación, la trama de Miami recibió dinero desde fuera de Estados Unidos, desde Europa, para pagar las mordidas a los directivos de la FIFA a través de paraísos fiscales.

Lo último en Investigación