Testigos protegidos ayudan a la Fiscalía de Manhattan en la investigación contra el holding de Roures

roger-huguet
Roger Huguet durante la jura de la Constitución de los Estados Unidos al obtener la ciudadanía.

La Fiscalía de Manhattan cuenta con información reservada de varios testigos protegidos sobre el holding de Jaume Roures y el pago de sobornos a directivos de la FIFA. Según fuentes judiciales de Nueva York, que mantienen en secreto la identidad de sus informantes, la investigación sobre los manejos corruptos de Imagina -fusión de Globomedia y Mediapro- a través de Media World, su filial en Miami, va más allá de Roger Huguet, el hombre de confianza del editor de Público en EE.UU. Tal situación ha disparado las alarmas en el entorno de Roures.

Como ya adelantó ayer OKDIARIO, Huguet, de 54 años, se enfrenta a una condena de hasta 40 años por los delitos de conspiración para cometer fraude y pagar sobornos y por blanqueo de dinero. El grupo audiovisual pagó a través suyo mordidas para sobornar a directivos de la CONCACAF, un organismo federativo de la FIFA, con el fin de obtener los derechos televisivos de los partidos de clasificación de las Copas del Mundo de 2018 y 2022.

En la actualidad, Huguet permanece en libertad provisional por espacio de tres años tras el abono de una fianza de 610.656 dólares, una cantidad que según el Tribunal corresponde al 17,5% de los beneficios que Imagina US habría obtenido mediante el pago de sobornos. El juez permitió que fijara su residencia en Miami, a lo que ayudó su condición de ciudadano hispano-estadounidense. Sin embargo, esa libertad, si no se celebra el juicio antes, tiene su fecha de caducidad el 17 de noviembre de 2018, por lo que el empresario catalán tendría que ingresar en prisión.

Testigos protegidos ayudan a la Fiscalía de Manhattan en la investigación contra el holding de Roures

Quizá el delito más grave al que se enfrenta Huguet, que conlleva una condena de 20 años de cárcel, es el de blanqueo de dinero, ya que dio la orden de transferir desde el extranjero -posiblemente desde España y de un paraíso fiscal- a Estados Unidos los fondos que se destinaron a los sobornos.

OKDIARIO ha tenido acceso a varios documentos en los que la Fiscalía de Manhattan asegura disponer del testimonio de varios arrepentidos que han señalado a otros directivos del holding Imagina además de Huguet. Los fiscales siguen protegiendo la identidad de los delatores y “conspiradores” investigados con la adjudicación de un número.

Uno de ellos, a quien denominan "Conspirador 5", es un ejecutivo que estaba por encima de la filial Media World.  Residía en Europa y fue quien autorizó la política de sobornos. El catalán Huguet recibía de él las instrucciones sobre las comisiones y coimas.

Al parecer, según fuentes judiciales, Huguet también habría facilitado el nombre de otro alto ejecutivo del holding con sede en España, cuyo nombre mantienen en secreto los fiscales de Nueva York.

Además de los testigos directos, Huguet, como le recordó el juez en su comparecencia ante el tribunal de Brooklin, sabe que la Fiscalía dispone de pruebas suficientes -los justificantes de las transferencias monetarias y otros documentos bancarios– para demostrar cómo se urdió la tramoya de la operación.

Las pesquisas siguen abiertas en Nueva York donde la Fiscalía del distrito sur de Manhattan mantiene un acuerdo de colaboración con el empresario catalán, que reside desde hace 20 años en Estados Unidos y su esposa y dos hijas son ciudadanas de aquel país. Los fiscales, como ha podido saber OKDIARIO, le han dado un ultimátum al alto ejecutivo de Roures: si quiere librarse de una larga condena deberá apuntar más arriba.

El rastro que ha dejado el movimiento del dinero, a través de cuentas panameñas, para la compra de voluntades de los directivos del fútbol es una de las piezas claves de la investigación. Por ello, la mayoría de los encausados están asumiendo sus responsabilidades y colaborando con la Fiscalía.

Nadie cree la versión de Roures

Roures siempre ha negado que tuviera constancia de las irregularidades de sus socios de Imagina US en Miami y de los gestores de Media World (Huguet) y Traffic USA, quienes negociaron los sobornos a cambio de los contratos, pero esa versión no es compartida por los fiscales del caso.

La lista de dirigentes de varias federaciones de la FIFA a los que Mediapro hizo pagos, por medio de facturas falsas, es numerosa. Según los informes del FBI destacan  Hawir, Alvarado, Rafael Callejas, Brayan Jiménez, Eduardo Li, Julio Rocha, Rafael Salguero, Trujillo y Reynaldo Vasquez, entre otros.

Testigos protegidos ayudan a la Fiscalía de Manhattan en la investigación contra el holding de Roures

Miguel Trujillo, un colombiano de 66 años, con residencia en Florida y agente oficial de la FIFA para negociar partidos de fútbol, es otros de los testigos claves del proceso, que ha declarado contra Mediapro. Tras declararse culpable y depositar una fianza de 1,5 millones de dólares, reconoció haberse asociado al hombre fuerte de Roures, a Huguet, para ejecutar los sobornos. Trujillo ha confesado que las sociedades de Imagina/Mediapro pagaban los sobornos a través de “una enmarañada red de giros entre bancos de EE.UU y de paraísos fiscales”.

Trujillo creó una empresa en Florida, Sponsports y tres en Panamá, para facilitar la trama. Según su confesión recibía los pagos de Media World en cuentas panameñas y desde ese paraíso fiscal las transfería a las cuentas elegidas por los sobornados. El colombiano ha facilitado al juez los nombres de las personas con las que se entrevistó entre las que hay varios directivos de Mediapro.

Otro de los testigos que ha señalado al grupo de Roures es el ex presidente de Honduras, Rafael Callejas, a quien le acusan de haber recibido coimas por valor de 1,6 millones.

Con respecto a la implicación de las empresas de Roures en Florida, el tribunal de Nueva York no necesita desarrollar una copiosa investigación porque Huguet, en su testimonio ante el magistrado, ha reconocido su culpabilidad. El juez Robert Levy le preguntó: "¿Por qué se considera usted culpable?" y el ejecutivo de Roures le contestó: “Entre 2008 y 2015 fui ejecutivo y copropietario de una empresa de Florida, filial de una compañía audiovisual con base en Europa….. Con la ayuda de otros hice que la empresa pagase a agentes fondos que se entregarían a esas federaciones de fútbol".

El alto ejecutivo de Roures también reconoció: “Desde mi empresa de Miami envié emails a personas fuera de EE.UU y también proporcioné instrucciones a otra persona para que enviase dinero”.

Al testimonio de los testigos protegidos se les une el del brasileño Fabio Tordín, que asoció en 2012 su firma Traffic US a Mediapro, para sobornar a altos cargos de la FIFA.

Lo último en Investigación