Iglesias intenta justificar con las amenazas un retiro ‘dorado’ en Caracas si fracasa el 4M

Iglesias intenta justificar con las amenazas un retiro ‘dorado’ en Caracas si fracasa el 4M
El candidato de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias exprime y alarga el victimismo tras recibir los sobres con las balas a fin de justificar un retiro “dorado” al otro lado del Atlántico para después de su fracaso electoral en Madrid el próximo 4 de mayo, como vaticinan todas las encuestas. Fuentes diplomáticas españolas, del régimen de Nicolás Maduro y del grupo parlamentario de Podemos admiten sottovoce que el secretario general de la formación morada planea hacer las maletas para instalarse en Caracas cuando renuncie a su acta de diputado en la Asamblea de Madrid.

Iglesias ya no puede regresar al Gobierno, tampoco piensa liderar Podemos y su vuelta a la Universidad sería un fracaso para él. Siempre ha comentado en privado que le gustaría trabajar en los medios audiovisuales o cinematográficos, pero desde hace mucho no desdeña una actividad internacional como la de Zapatero”, manifestó a OKDIARIO uno de los diputados críticos al líder morado.

Desde que comenzó la campaña electoral, Iglesias ha orientado su estrategia electoral a fomentar su frentismo hacia Vox para poder así explotar los clichés del fascismo, el guerracivilismo y la adopción de cordones sanitarios contra el partido de Santiago Abascal.

Tras la aparición de los sobres con las cartas amenazantes y las balas del calibre de fusiles de asalto, Iglesias ha hallado la excusa perfecta para justificar su hipotética marcha de España. Se presenta como un ciudadano victimizado que se ve obligado al éxodo por culpa de la persecución que sufre de la «extrema derecha» y del riesgo que corre su vida.

Así lo ha dramatizado en varios mítines y entrevistas durante la campaña electoral. La declaración más contundente fue ante los micrófonos de Radio Nacional de España: daba a entender que las amenazas y el acoso de “los fascistas” iban a provocar su expulsión del país.

Su propio tabloide de cabecera y órgano de expresión de Podemos –La Última Hora– sigue informando en esa línea. El diario fake podemita dirigido por su ex asistente Dina Bousselham destacaba hace unos días en uno de sus titulares la estrategia que mueve a Iglesias: “Lo que está pasando en España ya pasó con Bolsonaro: el caso del diputado Jean Wyllys que tuvo que huir de Brasil por amenazas de muerte”.

La noticia publicada en el libelo de Dina Bousselham.

Iglesias, antes de anunciar su candidatura a las elecciones autonómicas para frenar la desaparición de Podemos en la Asamblea de Madrid, ya planeaba reconducir su futuro político y profesional fuera de España. Según las fuentes consultadas por este diario, el secretario general de la coalición morada preferiría fijar su nueva residencia en Caracas, donde el Gobierno bolivariano ya le ha asegurado un puesto de trabajo, al margen de las ofertas que le puedan llegar del presidente Sánchez.

El apoyo de La Moncloa

Iglesias contaría con el apoyo de La Moncloa –mantiene unas excelentes relaciones con Iván Redondo– y de José Luis Rodríguez Zapatero. Sánchez estaría dispuesto a crear un organismo de nuevo cuño para que su ex vicepresidente encuentre acomodo en tierras americanas. La fórmula sería la de embajador volante o la de su nombramiento en una de las decenas de representaciones diplomáticas que el Ministerio de Asuntos Exteriores  sigue sin cubrir.

Zapatero forma parte del conocido como Grupo de Puebla –por la ciudad mexicana donde se constituyó el 12 de julio de 2019–. Se trata de un foro político integrado por representantes de la izquierda iberoamericana en el que destacan líderes populistas como el argentino Alberto Fernández, el boliviano Hugo Morales, el brasileño Lula Da Silva, el ecuatoriano Rafael Correa, el mexicano Cuauhtémoc Cárdenas, el uruguayo José Mújica o la compañera de Iglesias, Irene Montero.

Uno de los colaboradores del Grupo de Puebla es el economista andaluz Alfredo Serrano Mancilla, que comparte una estrecha amistad con Zapatero y con Pablo Iglesias. Serrano fue el gurú en materia económica de Nicolás Maduro y el responsable del hundimiento de la economía venezolana. El asiduo colaborador de Público y el pravda de Podemos –La Última Hora– fue uno de los fundadores en 2014 del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), que está siendo investigado en Ecuador por recibir importantes cantidades de dinero de los Gobiernos de Correa.

alfredo-serrano-mancilla
Alfredo Serrano Mancilla (Foto: Twitter).

Iglesias lleva camino de convertirse en otro asesor bolivariano como Serrano. El economista gaditano, a quien conocen como “Jesucristo” porque luce una peculiar barba, también obtuvo unos pingües beneficios mientras coordinó la estrategia económica de Maduro, que abocó a Venezuela a la ruina.

Serrano, que es autor del libro Pensamiento Económico de Hugo Chávez, es amigo de Juan Carlos Monedero, uno de los primeros podemitas que desembarcó en la Venezuela de Chávez.

La cuota diplomática

Las fuentes diplomáticas consultadas por OKDIARIO insisten en que Iglesias también aspiraría a la obtención de un destino de la órbita del Ministerio de Asuntos Exteriores. Podemos lleva meses reivindicando ante la Presidencia del Gobierno su cuota en el reparto de nombramientos de embajadores políticos, aquellos que el Gobierno nombra a dedo sin pertenecer al escalafón de la carrera diplomática.

Bajo ese procedimiento Asuntos Exteriores ha designado a la ex ministra de Sanidad Carmen Montón –que sólo permaneció tres meses en su cargo por el escándalo de las irregularidades en un máster– como representante diplomático ante la OEA con sede en Washington.

También el miembro de la Ejecutiva del PSOE Andrés Perelló ha sido elegido embajador delegado permanente en la UNESCO y Manuel Escudero, embajador ante la OCDE, ambos organismos con sede en París. El ex alcalde de Lérida y presidente del PSC Ángel Ros Domingo ha sido premiado con la Embajada en Andorra.

Así mismo, La Moncloa ha colocado a Ángel Martín Peccis al frente de la Embajada de La Habana. El socialista ocupaba desde 2005 la dirección de la Oficina en Bogotá (Colombia) de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación (OEI).

Colau
Juanma del Olmo, Gerardo Pisarello, Ada Colau, Pablo Iglesias, Irene Montero y Jaume Asens se hacen un selfi en el ascensor.

El hispano argentino Gerardo Pisarello –nacido en Tucumán–, diputado y secretario primero de la Mesa del Congreso, ha sido el representante de Podemos que ha reclamado al PSOE la titularidad de alguna Embajada. Pisarello ha dirigido su punto de mira hacia el palacio neoclásico francés de Palermo Chico donde tiene su sede la delegación diplomática en Buenos Aires. El actual embajador Javier Sandomingo fue designado por Mariano Rajoy y renovado para un año más en 2020, por lo que en la actualidad mantendría su cargo con una cierta interinidad.

Podemos y PSOE rivalizan por esta plaza tan importante de la diplomacia española. Algunas fuentes señalan que una carambola también podría ofrecerle alguna opción a Pablo Iglesias.

Lo último en Investigación

Últimas noticias