LA 2ª GRABACIÓN DE VILLAREJO A CORINNA

Corinna: “Quería seguir no como una mujer a su lado pero sí como una amiga para siempre”

Corinna Sayn Wittgenstein, tras la ruptura con Juan Carlos I, tenía muy claro lo que quería y así se lo cuenta a Villarejo durante la conversación que el policía le grabó. Cinco años de estrecha relación de pareja con Su Majestad (SM) debían de ser suficientes para facilitar una separación amigable. Eso era, al menos, a lo que aspiraba la princesa alemana.

“Yo, con el cariño de siempre, quería seguir no a su lado como una mujer, pero sí como una amiga para siempre”, confiesa Corinna.

Pero la ex del entonces Rey revela que otros reventaron esa posibilidad de una concordia entre ambos: “Entonces, Juan Carlos ha venido y me ha dicho: ‘Oye, yo te quiero. No puedo. He hecho esta cosa a mi hijo. No me puedo divorciar’. No. Y te hacen el tac, tac, tac. Es así. Tú quieres, tac, tac, tac”.

Corinna lo razona: “Tú puedes decir sí o no. Pero tú no puedes forzar de manera así a una persona a encontrarse en una situación fatal, ¿no?”.

Y, una vez más, la ex de Juan Carlos I censura el comportamiento del entonces director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. Lo culpa de ser el artífice de todo lo que llegó después y que el Rey Emérito tiene ahora que soportar, incluido el Tribunal Supremo. La persona que encendió la mecha de una bomba de acción retardada.

“Y en eso el ‘Troll’, en vez de decir: ‘Oye, ésta es inteligente, nos sentamos con ella y hablamos’”, sentencia Corinna.

El ‘Troll’ (Ogro), como ella denomina al general Sanz Roldán, cortocircuitó cualquier posibilidad de llegar a una salida negociada y pacífica.

CNI
El ex director del CNI, Félix Sanz Roldán. (Foto: EFE)

En otro momento de la conversación, como ya adelantó OKDIARIO, Corinna afirmó: “Es una persona ambiciosa. He visto en su cara el enorme placer de amenazarme. De ver el miedo. Claro tiene la formación de Franco. Tiene su manual de actuar… De intimidar… Presionar… Es el viejo manual.  Que cómo das miedo a la gente”.

Presiones del CNI

Además de las presiones directas, Corinna no olvida el correo que recibió de Sanz Roldán, el 18 de mayo de 2012, antes de entrevistarse con ella en el hotel Connaught de Londres. El director del CNI escribía el siguiente mensaje: “Querida Princesa. Lo siento mucho por el malentendido de ayer. Nuestra intención nunca fue la de tratarla de una manera inapropiada. Estamos completamente comprometidos con tu seguridad física. Mi gente ha estado en constante y directo contacto con la compañía de seguridad en Mónaco. Hemos estado evaluando sus capacidades, con seriedad y fiabilidad. Hemos estado chequeando los alrededores de tus propiedades, buscando posibles riesgos o amenazas”.

Y le añadía: “Creemos que la probabilidad de que sufra una agresión en sus propiedades es, realmente, pequeña. Sin embargo, estamos dando a la compañía de seguridad lo necesario para disminuir el riesgo a cero. Basado en todos estos aspectos, es un placer para mí asegurarte que nosotros seguiremos cuidando de tus propiedades en Mónaco. Evaluamos esto en el único sitio donde existe la más mínima posibilidad de que haya problemas”.

Se refería a una empresa de seguridad de Mónaco que había contratado el CNI para recuperar los papeles de Juan Carlos I que, supuestamente, Corinna conservaba.

Lo último en Investigación

Últimas noticias