Automóviles

Cómo reparar el parabrisas paso a paso

reparar el parabrisas
Reparar el parabrisas es necesario para no perder visibilidad

Reparar el parabrisas es necesario para no perder visibilidad

No cabe duda de que el parabrisas es uno de los elementos más importantes en un coche, ya que te ofrece toda la visibilidad necesaria para conducir sin riesgos. Si está en mal estado, por pequeño que sea el defecto, debes repararlo cuanto antes. ¿Quieres saber cómo reparar el parabrisas paso a paso? Sigue leyendo y toma nota de todo lo necesario para hacerlo de manera correcta.

Lo que debes tener claro es que no se puede circular con el parabrisas en mal estado, así que préstale atención y en cuanto veas el mínimo daño ponte manos a la obra para repararlo.

Pasos para reparar el parabrisas

  1. Limpieza: es lo primero que tienes que hacer, no se puede reparar ni preparar para la reparación si está sucio. Cualquier mancha, pedacito de cristal o trozo de tierra que tenga puede ser un obstáculo a la hora de repararlo, así que límpialo con un producto específico y un paño de microfibra. ¡Que quede como los chorros del oro!
  2. Ventosa: utiliza una ventosa pequeña para sujetarla al cristal y empezar con la reparación. La ventosa debe estar ubicada justo encima del roto que quieres reparar.
  3. Resina: ahora debes utilizar una jeringa con resina UV para rellenar la grieta que quieres reparar.
  4. Presión: una vez que has metido la jeringa en la ventosa y estás seguro de que está totalmente fijada, tira lentamente y deja que repose 30 minutos para después volver a tirar. Tienes que ejercer esa presión y tirar cada 30 minutos unas 12 veces, por lo que es un proceso que te llevará 6-7 horas. Debes tener paciencia ya que es muy importante y sin duda más barato que cambiar todo el parabrisas.
  5. Limpieza: cuando hayas terminado con el paso anterior, elimina el exceso de resina alrededor de la grieta, solo el que está alrededor, no el de la propia grieta. Limpia el parabrisas nuevamente con el mismo limpiador que al principio, pero con cuidado de no eliminar la resina que hay dentro de la grieta, ya que se perdería todo el trabajo realizado.

Si la grieta es pequeña, con este proceso desaparecerá como por arte de magia.

Lo último en How To

Últimas noticias