Belleza

Cómo hacer cera de miel para depilarse con un método natural

Este tipo de cera de miel es perfecta para el rostro o las zonas más delicadas, toma nota de cómo conseguir un resultado de centro de estética en tu casa.

Cómo hacer cera de miel para depilarse con un método natural
Pasos para hacer cera de miel para depilarse con un método natural

La miel es un ingrediente natural que se ha usado durante miles de años para depilarse. Este elemento que podemos tener siempre en casa, perfecto para darle dulzor a nuestro café o postres se convertirá en la base de una cera de miel o crema depilatoria natural perfecta para cuidar nuestra piel. Si tenemos la piel sensible, la depilación acaba en algunas rojeces nada mejor que esta técnica. Al tratarse de un producto natural no provoca reacciones alérgicas y nos permite cumplir con una misión esencial, acabar con esos molestos pelos que suelen salir en las zonas más indeseables. Este tipo de cera es perfecta para el rostro o las zonas más delicadas, toma nota de cómo conseguir un resultado de centro de estética en tu casa.

Ingredientes:

  • 1/4 taza de miel
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 taza de azúcar

Cómo preparar cera de miel para depilarse en casa

  • El primer paso para conseguir depilarse en casa con un ingrediente natural es preparar la cera de miel.
  • La parte más complicada de esta elaboración es obtener todos los ingredientes, una visita en el supermercado nos ayudará a conseguirlo.
  • Ponemos la miel en un cazo, le añadiremos el zumo de limón y el azúcar. Calentamos en el juego sin dejar de remover.
  • Es importante estar pendiente de esta elaboración para que nos quede una cera de miel perfecta.
  • No nos separamos del cazo ni dejamos de remover hasta que empiece a hervir, en ese momento retiramos del fuego.
  • Se habrá creado una especie de cera que tendrá una textura granulosa que será la que nos ayudará a depilarnos de forma natural.
  • Esperamos a que se enfríe pensando en todo lo bueno que nos aportará este tipo de depilación, conseguiremos una piel mucho más suave que con la cera convencional.

Pasos para depilarse con cera de miel en casa

Cómo hacer cera de miel para depilarse con un método natural

  1. Para depilarnos en casa debemos adoptar unas medidas dignas de un centro de belleza. Como si fuéramos profesionales debemos tratar nuestra piel de forma adecuada. Es importante que esté exfoliada y limpia antes de aplicar la cera.
  2. Aplicamos una exfoliación a la zona, de esta manera retiramos todas las impurezas y preparamos la piel para la cera. No debe ser muy agresiva para no irritar la piel. La podemos hacer tranquilamente mientras se enfría la cera (tardará unos 15 minutos en estar a la temperatura adecuada).
  3. Con la parte que vamos a depilar bien exfoliada limpiamos con un agua micelar o un producto que nos garantizará un lienzo en blanco perfecto para poner en práctica nuestra cera de mil.
  4. Para garantizar que la piel está seca, podemos ponerle unos polvos de talco. Absorberán la humedad y nos servirán para darle el acabado a la piel antes de poner la crema depilatoria que acabamos de crear.
  5. Preparamos el palillo de madera de helado o una espátula de madera. Si no tenemos en ese momento, podemos usar unas pinzas de tender la ropa de madera. La desmontamos y conseguiremos una buena herramienta, especialmente para que la cera llegue con precisión a la zona del bigote y las cejas.
  6. Para retirar la cera podemos usar un papel suave o tiras de una camiseta que no usemos, se trata de darle un punto de apoyo a la cera para poder tirar de ella.
  7. Aplicamos la cera con cuidado en un lugar pequeño para probar su textura y reacción en nuestra piel. Este paso es recomendable si nunca nos hemos depilado con este método.
  8. Ponemos encima un trozo de papel o de tela suave para que se impregne con a cera y la podamos retirar al secarse. De un tirón retiramos la cera de miel y comprobamos cómo ha quedado la piel.
  9. Con la primera prueba superada, podemos seguir con el resto de las zonas que tenemos para hacer. Poco a poco extendemos la cera y la retiramos.
  10. Para que no quede ningún resto de cera lavamos la zona que hemos depilado con un jabón suave y un poco de agua templada. Podemos usar una esponja con algo de textura y evitar que queden restos.
  11. Secamos para aplicar a continuación crema hidratante. Es normal que la piel se quede más seca después de recibir el calor de la cerra, con la crema conseguiremos que tenga un aspecto hidratado al momento.
  12. El aloe vera es un buen aliado de la depilación. Con una crema a base de este ingrediente conseguiremos coronar una sesión de depilación eco de lo más especial.
  13. Atrévete a crear tu propio spa natural en casa, con sencillos tratamientos como este conseguiremos un acabado perfecto. La miel es un ingrediente que no solo podemos emplear en la cocina.
  14. Esta depilación además de natural es una forma de ahorrar y de cuidarnos. La cera de miel es un buen básico para emergencias, si no podemos acudir a un centro de belleza nos puede solucionar una depilación de emergencia.

Lo último en How To

Últimas noticias