Bricolaje

Cómo cambiar el sentido de la puerta de la nevera

cambiar sentido de puerta de la nevera
Aprende cómo cambiar el sentido de apertura en la puerta de la nevera

Cambiar el sentido de apertura de la puerta de la nevera es una tarea realmente sencilla, aunque no lo creas. Las neveras actuales permiten colocar la puerta en el sentido que desees y nosotros te explicamos cómo hacerlo.

Si tienes una nueva nevera o frigorífico en casa, es posible que la dirección de apertura de la puerta te moleste con otros muebles o electrodomésticos, o sencillamente prefieres que se abra para el otro lado. Por suerte prácticamente todos los frigoríficos que se venden actualmente en el mercado permiten la operación de cambiar la dirección de la puerta sin problema, de modo que vamos a guiarte con unos pasos de lo más sencillos para que sepas Cómo cambiar el sentido de la puerta de la nevera.

Seguramente en las instrucciones de tu frigorífico ya aparecerá un apartado en el que se especifica de qué modo puedes cambiar el sentido de la puerta, pero en el caso de que no sea así, fíjate porque seguro que los mismos anclajes que tienes sujetando la puerta en el lado en el que está actualmente, los tienes en el lado contrario de modo que será cuestión de seguir los pasos que ahora te indicamos.

Pasos para cambiar el sentido de la puerta de la nevera

cambiar sentido puerta de la nevera

  1. Lo primero que debe hacer es mover la nevera de la pared y desconectar el cable de alimentación.
  2. Será bueno además que inclines la nevera, de modo que puedas retirar la bisagra inferior y a continuación, tendrás que sacar la puerta del congelador.
  3. Ahora, si miras por encima de la puerta del frigorífico exactamente en la parte superior del aparato, notarás una bisagra con dos tornillos los tienes que sacar. De igual forma, retira los tornillos que hay en la bisagra inferior correspondiente a la puerta de la nevera.
  4. Ahora retira el embellecedor en la parte superior y saca también el cable.
  5. A continuación saca el herraje superior, busca los orificios en el lado opuesto y úselos para insertar el herrajes, teniendo cuidado de volver a instalar los tornillos previamente apartados. Si miras más allá del borde exterior superior, más allá de la manija de la puerta, tienes que encontrar un tapón pequeño: usa un destornillador para sacarlo del refrigerador y colócalo en el orificio que has dejado ahora donde estaba originalmente la puerta.
  6. Atornilla la bisagra de abajo y coloca la puerta en su nueva posición, será bueno que te ayude una persona. Conecta también el cable que habías sacado, pero por el nuevo lado y pasa por la bisagra para poder conectarlo.
  7. En este punto, vuelve a inclinar la nevera y saca la pata de apoyo, para pasarla al lado contrario.
  8. Desatornilla los tiradores de la puerta del congelador, y los colocas en el lado opuesto.
  9. Coloca los embellecedores y vuelve a enchufar el frigorífico.
  10. Además, una vez hayas invertido las puertas del refrigerador, es importante verificar el estado de la goma o la junta. Esta precaución es necesaria porque la nueva posición puede no garantizar un buen cierre hermético, ya que la forma moldeada en un lado no siempre resulta adecuada en el lado opuesto. En caso de que encuentre este defecto, el consejo es reemplazarla comprándola en un centro que venda repuestos originales o en una ferretería cuyo costo será realmente insignificante. Específicamente, es suficiente despegar la junta vieja y luego limpiar cuidadosamente la parte con alcohol. Una vez hecho esto, secas bien y luego insertas la nueva goma, fijándola con silicona transparente. En este caso, presta especial atención a los cuatro bordes para evitar la entrada de aire exterior y luego descongele el compartimento del congelador y, por lo tanto, estropee los alimentos en la parte inferior.

Temas

Lo último en How To

Últimas noticias