Susana Díaz cogerá el AVE para liderar el PSOE: "No renuncio a que seamos un partido ganador"

Susana Díaz cogerá el AVE para liderar el PSOE: «No renuncio a que seamos un partido ganador»
Susana Díaz, en su intervención, este jueves.

"No renuncio a que el PSOE sea un partido ganador", "El PSOE no es patrimonio sólo de sus militantes". "Hay que coser y unir".

Rodeada de una inédita expectación, con media hora de retraso y los miembros de su Ejecutiva en pie, Susana Díaz ha entrado este jueves en el Palacio de Congresos con ánimo triunfador. Díaz convocó de urgencia a su órgano director este lunes, después de que Pedro Sánchez anunciase por sorpresa la celebración de un congreso ‘exprés’ en un claro órdago a los críticos.

El tono ha sido, seguramente, más conciliador de lo que se le esperaba, en la medida en que no ha habido un ataque directo hacia Pedro Sánchez. Desprovista de agresividad, las alusiones, veladas y sutiles, han sido si cabe más letales.

"Esto es doloroso, ha habido exceso de temeridad y aventurismo", ha advertido en una de las múltiples referencias a la gestión de la actual secretario general.

Después, ha proseguido pidiendo que se abra "un debate sereno y profundo", que, de acuerdo a los procesos internos, se plasmaría en la celebración de un congreso. No obstante, la hoja de ruta de Díaz difiere en este punto notablemente con los planes de Sánchez:  la dirección socialista lo ha propuesto para el 12 y 13 de noviembre, Díaz lo quiere solo cuando se forme gobierno "sin prisas; porque necesitamos una reflexión profunda", ha avisado Díaz. "Ahora toca este país España, y luego el PSOE", ha advertido, sugiriendo que Sánchez antepone en realidad sus intereses personales a los de los españoles.

La secretaria general de los socialistas andaluces ha revertido el argumento al que se aferra el líder socialista para justificar su órdago a los críticos, que sea la militancia la que decida sobre el futuro liderazgo del partido. En este punto, Díaz ha avisado de que  el PSOE "no es solo patrimonio de sus militantes, sino también de los votantes".

Díaz ha hecho un profundo ejercicio de autocrítica, que ha asumido en colectivo aunque con una clara intención hacia el  mandato de Sánchez. "Tenemos un problema, que es la cadena de derrotas", ha avisado.

Díaz ha ido desgranando las derrotas del PSOE, y también los intentos frustrados para evitarlas. "No lo hemos conseguido", ha resuelto finalmente. Ha destacado "la oposición desleal" del Partido Popular y las "injerencias descaradas" de Podemos en los últimos días, a quien ha acusado de utilizar de "rehén" a los socialistas en algunas comunidades, como Extremadura o Castilla-La Mancha. "El PSOE es mucho PSOE", ha avisado Díaz.

Los ataques a quienes en este tiempo se han venido mostrando partidarios de que el PSOE pase a la oposición y permita desbloquear la legislatura ha sido otro de los argumentos de la andaluza. Díaz ha lamentado que "se sitúe en la derecha" a quienes no siguen la línea de Pedro Sánchez, como el expresidente Felipe González. En clara censura a Sánchez, ha hecho una defensa de la gestión de los líderes socialistas.

"Como no me voy a sentir orgullosa de Felipe González y Rodríguez Zapatero, habrán tenido luces y sombras, como yo, pero siempre han pretendido transformar este país y cambiar España y hacerlo siempre por el bien del PSOE y del país", ha defendido.  "Si nosotros no defendemos nuestro patrimonio, ¿quién lo va a defender?", se ha preguntado finalmente.

A Podemos ha ido a parar otro mensaje: "Lo que han hecho con Izquierda Unida no lo van a hacer con el PSOE, hagan lo que hagan", ha dicho, en un rotundo rechazo a la estrategia de Sánchez de buscar un acuerdo con el partido de Pablo Iglesias.

Díaz ha reunido este jueves a su Ejecutiva regional y al Comité Director del PSOE andaluz, una cita convocada después de que Sánchez anunciase que este sábado propondría al comité federal la celebración del 39 congreso del partido. Los socialistas andaluces, contrarios a la deriva del secretario general, han escenificado en este encuentro  un respaldo total a su presidenta. Díaz ha comparecido acompañada, entre otros, de Micaela Navarro, presidenta del PSOE, y Antonio Pradas, hasta ahora secretario de Política federal. Ambos dimitieron este miércoles de la Comisión Ejecutiva.

Pradas, nombrado presidente de la Mesa del Comité Director del PSOE, ha destacado que la "grave" decisión de abandonar la Ejecutiva ha sido "muy meditada". "No hay partido más crítico que el PSOE, y eso tenemos que protegerlo frente a quien pretenda romper esa norma", ha advertido, de nuevo, en un claro mensaje velado a Pedro Sánchez.

 

 

 

 

 

 

 

Lo último en España