MEDIOS

Los separatistas agradecen los favores de ‘La Vanguardia’ con 6,3 millones en publicidad institucional

Los separatistas agradecen los favores de ‘La Vanguardia’ con 6,3 millones en publicidad institucional

Si una imagen vale más que mil palabras, esa fue la de Pedro Sánchez, Pere Aragonés y la patronal catalana aplaudiendo al editor de La Vanguardia, Javier Godó,  en el acto de condecoración al editor con motivo del 250 aniversario de Fomento del Trabajo. Fue la muestra perfecta de la claudicación del establishment catalán ante el independentismo tras el golpe del 1 de octubre de 2017. Ahora sabemos que esa foto tenía un precio: 6,3 millones de euros en publicidad institucional procedentes de la Generalitat. Como dice el dicho, favor con favor se paga.

Para hacernos una idea, casi el 20 por ciento de la publicidad de la Generalitat va para el Grupo Godó, del total de 32.243.347 euros del presupuesto público destinados a este concepto. Es decir, dos de cada diez euros se los queda el entramado empresarial que posee La Vanguardia y RAC1. El desglose es el siguiente: La Vanguardia, edición papel, 2.648.662 euros; la emisora principal de radio, 1.929.346 euros; Rac105, 206.649 euros; El Mundo Deportivo, 171.567 euros y el suplemento de ocio Què Fem, 71.094 euros. En internet, el grupo se hizo con 1.303.059 euros más.

Las ayudas públicas reafirman a Godó como la reina madre del establishment catalán que por miedo a perder sus privilegios se pone de rodillas ante los jerarcas de la insurrección del 1-O con la misma docilidad que sus abuelos lo hicieron ante el franquismo.

Las élites catalanas, a las que no les daban las piernas para huir de Cataluña tras el golpe de octubre de 2017, ahora se hincan de hinojos ante Sánchez y Aragonès  al mismo tiempo que rinden homenaje al editor del boletín oficial del prusés que hace fortuna a base de suculentos manguerazos de dinero público.

Allí quedan las portadas incendiarias de José Antich (¡Cataluña dice basta!), las llamadas a la ‘desobediencia masiva’ de Pilar Rahola o las furibundas críticas a la sentencia del Supremo y el apoyo a los indultos del ex director Marius Carol. Nada ha cambiado con su sustitución por Jordi Juan: el diario de los Godó es uno de los medios más entregados en cuerpo y alma al sanchismo.

Fingir que no pasa nada

“Dialoguen, no se cansen de dialogar, porque España y Catalunya lo necesitan”, dijo Josep Sánchez Llibre en el acto de condecoración al editor de La Vanguardia en el 250 aniversario de Fomento del Trabajo. Dialogar significa fingir que no pasa nada mientras ellos se lo siguen llevando crudo. Lo resumió a la perfección el periodista Miquel Giménez: «Los empresarios de mi tierra siempre vivieron pendientes de las subvenciones, las paguitas y las sonrisitas de complicidad que les ponían desde Palau. Siguen ahí».

Hasta el fugado Carles Puigdemont ha contado cómo tanto el conde como su hijo Carlos estaban a favor de un referéndum… pactado y que lo único que les preocupaba en caso de un golpe de Estado era si iban a mantener sus licencias de radio y televisión. No solo las han mantenido sino que cada vez ganan más dinero (público) a costa de los impuestos de todos los españoles.

Lo último en España

Últimas noticias