Sánchez reaparece en Canarias con el incendio ya estabilizado y se graba en el helicóptero

Pedro Sánchez ha llegado a Gran Canaria cinco días más tarde de haberse producido el fatal incendio que ha arrasado con alrededor de 12.ooo hectáreas. El presidente del Gobierno en funciones, que ha aterrizado con el fuego plenamente controlado por los servicios de extinción, disfrutaba de sus vacaciones en el Palacio de las Marismillas en Doñana y aterrizó este miércoles en Madrid a bordo del Falcón, según muestran las imágenes publicadas por OKDIARIO.

Sánchez, que ha sido el último dirigente político en llegar a Gran Canaria, ha señalado que el Gobierno de la región cuenta con todo el apoyo de las instituciones del Estado para que los vecinos de las zonas afectadas por el incendio forestal que afecta a la isla "recuperen cuanto antes su día a día".

Tras sobrevolar el área afectada por el fuego en un helicóptero del Ejército junto al presidente canario, Ángel Víctor Torres, Sánchez ha manifestado su reconocimiento "a los héroes anónimos" que en muchos casos, ha dicho, "se han jugado la vida" para garantizar que esta catástrofe ambiental no provocara daños entre la población.

Sánchez ha visitado este jueves Gran Canaria, isla en la que se trata de controlar un incendio declarado hace cinco días que quedó estabilizado este miércoles y que ha afectado al 8 % de su superficie, al quemar unas 9.200 hectáreas, lo que ha obligado a evacuar a unas 10.000 personas, que en su mayoría ya están realojadas.

En su comparecencia ante los periodistas, Sánchez ha mostrado la "enorme gratitud" que siente el Gobierno español hacia "la enorme profesionalidad" de todos los efectivos civiles y militares que han luchado "contra este monstruo" para tratar de "aniquilarlo". El socialista ha querido trasladar el "arrope y el abrigo" que, según ha garantizado, "van a tener" por parte de la Administración estatal los vecinos afectados por este fuego, residentes en 11 de los 21 municipios de la isla.

Al igual que ha hecho el presidente canario, Sánchez ha hecho un llamamiento a la "prudencia" de los grancanarios, a los que ha advertido de que este fuego aún no está controlado, y mucho menos extinguido, de ahí que se desaconseje acudir a visitar la cumbre de la isla.

En opinión de Sánchez, la gestión del dispositivo contra incendios desplegado con motivo de este voraz fuego ha sido fruto de la gran cooperación que ha existido entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las administraciones, "desde el municipio más pequeño de Gran Canaria hasta la del Estado".

"Juntos somos mucho más fuertes", ha recalcado el presidente del Gobierno, quien ha lamentado que este incendio se haya "llevado un patrimonio natural" de notable riqueza, si bien ha confiado en que "en poco tiempo pueda ser repoblado, en primer lugar por la propia naturaleza".

Sánchez ha señalado que "todos los instrumentos y capacidades que se van a necesitar para liquidar este incendio están garantizados", ya que, como hacen con otros incendios, "las administraciones responden para intentar ayudar, en la medida de sus posibilidades, a que los afectados puedan volver cuanto antes a su vida cotidiana"

"Hemos demostrado compromiso, resolución y cooperación", ha recalcado Sánchez, quien ha afirmado que su visita a Gran Canaria tiene el objetivo de trasladar el mensaje de que el Gobierno prestará a la isla "todos sus recursos para garantizar su seguridad y la protección de su entorno natural" tras la extinción de este gran incendio.

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, se ha congratulado de que, "por fin", Gran Canaria "salga del infierno" que la ha amenazado durante los últimos días y también del "civismo" que ha mostrado su población en los momentos de miedo y tensión que se han vivido, sobre todo en las decenas de núcleos de población que han estado amenazados por las llamas.

De igual forma, Torres ha expresado su "admiración por los alcaldes" de los 21 municipios grancanarios, en especial, por los de los once afectados directamente por este incendio. El presidente canario ha considerado que en dos semanas se podrá "comenzar a reforestar las zonas" que han quedado dañadas por el fuego. E

Lo último en España