Independentismo en Cataluña

Torra lanza un plan para fomentar la lectura con libros sólo en «catalán y occitano»

Quim Torra
Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña, cuando firmó el nombramiento de Mariàngela Villalonga como nueva consejera de Cultura.

La Generalitat de Cataluña de Quim Torra desprecia al castellano en su nuevo Plan Nacional de Lectura, con el que pretende fomentar esta afición en todos los estratos de la sociedad catalana. El objetivo principal de este plan es el de «fortalecer y consolidar el sector del libro mejorando la oferta editorial en lengua catalana y occitana» obviando al español, la lengua común de todos los españoles incluyendo a los catalanes.

El Departamento de Cultura del Govern, en manos de Mariàngela Vilallonga, es el encargado de impulsar este plan que busca la complicidad de aquellos autores catalanes que no escriban en castellano. La Generalitat de Torra quiere premiar el «prestigio y visibilidad de los autores de la literatura en lengua catalana y occitana en todo tipo de formatos», así como «favorecer el reconocimiento social». Se omite también a toda la industria editorial en castellano que existe en esta región.

Esta iniciativa demuestra, una vez más, el desprecio del Govern liderado por Quim Torra hacia el español, que no deja de ser lengua común de todos los españoles y con la que se comunican hasta 580 millones de personas, el 7,6% de la población mundial, según un informe del Instituto Cervantes.

El Plan Nacional de Lectura de Mariàngela Vilallonga cuenta también con un apartado en el que 20 personalidades de la cultura catalana defienden y explican por qué se debe leer. Entre ellas se incluye a Laura Borràs, ex consejera de Cultura y todavía portavoz de JxCAT en el Congreso de los Diputados, que se encuentra imputada por el Tribunal Supremo por presuntos delitos de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, fraude administrativo y falsedad de documental.

Borràs compareció este miércoles por primera vez ante el juez. La todavía diputada de JxCAT se negó a declarar alegando que ha sentido «vulnerados» sus derechos fundamentales desde el inicio del proceso.»Colaboraré siempre con la Justicia pero no colaboraré, voluntariamente, con la injusticia», afirmó.

Críticas del PSC

El Plan Nacional de Lectura promovido por la Generalitat de Quim Torra ha recibido críticas entre la oposición del Parlament de Cataluña. Rafael Bruguera, diputado del PSC y portavoz de Cultura de la formación, ha advertido de que muchos autores catalanes quedarían excluidos de esta propuesta.

«Esto quiere decir que autores como Juan Marsé, Juan Goytisolo, Vila-Sanjuán o Gironella quedan excluidos. La industria editorial en castellano en Barcelona es líder mundial», asegura Bruguera en un mensaje colgado en Twitter. «Pedimos una rectificación inmediata a la Conselleria de Cultura de la Generalitat y que este plan nacional refleje la pluralidad lingüística de Cataluña. Que refleje, por tanto, lo que es normal y natural en las calles de nuestro país», apostilla el dirigente socialista.

«Veo demasiado castellano»

A pesar de la pandemia del coronavirus, Quim Torra no tuvo reparos en duplicar el presupuesto destinado en concepto de ayudas a los «proyectos culturales». Este presupuesto se fijó a principios de año en 1,3 millones, pero en plena pandemia lo aumentó hasta los 2,5 millones de euros sin dar ninguna razón de peso. Esto supone un incremento del 92%.

Mariàngela Vilallonga, consellera de Cultura de la Generalitat de Cataluña, ha despreciado públicamente desde su llegada al cargo el idioma español.

«A veces veo demasiado castellano», afirmó hace unas semanas en alusión a la televisión autonómica que pagan todos los catalanes, tanto los separatistas como los que no lo son. La consellera de Cultura aseguró que se pasa el día haciendo zapping y que no sabe si con TV3 está «en una cadena estatal o catalana según qué días».

También se quejó de que en el Parlament de Cataluña, que representa a toda la ciudadanía catalana, se habla «demasiado castellano». «Sí que encuentro que en esta Cámara se habla demasiado castellano. Claro que sí, porque la lengua propia de Cataluña es el catalán, el occitano y el aranés», aseguró Vilallonga durante una sesión de control a una pregunta de Sonia Sierra, diputada de Ciudadanos, sobre el uso de las lenguas cooficiales en las manifestaciones culturales.

La consellera de Cultura defendió que el concepto de lengua propia aparece en el Estatut, votado en la cámara, y que se refiere a aquellas lenguas que se han desarrollado en un territorio. «En el territorio de Cataluña, el País Valencià (sic) y las Islas Baleares, la lengua propia es el catalán, que es hermana del castellano, del portugués y de las lenguas románicas, que son hijas del latín», señaló.

Lo último en España

Últimas noticias