Investidura Pedro Sánchez

Otro récord nefasto de Sánchez: ya es el candidato con menos votos en una investidura

Otro récord nefasto de Sánchez: ya es el candidato con menos votos en una investidura
Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. (Foto: Francisco Toledo).
  • Segundo Sanz | Congreso de los Diputados

Sánchez sólo obtiene 124 apoyos, cuando en la misma votación de 2016 alcanzó 130

El ‘no’ telemático de Montero desvela quePodemos decidió abstenerse en el último momento

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha sumado a su currículum político otro récord nefasto: ser el candidato que menos votos obtiene en una sesión de investidura. El secretario general de los socialistas sólo ha conseguido un apoyo, el del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) de Miguel Ángel Revilla, además de los 123 escaños de su grupo, en la primera votación de investidura tras las elecciones generales de pasado 28 de abril.

El Pleno del Congreso ha denegado al confianza al candidato socialista, que únicamente ha logrado el voto favorable del diputado del PRC en la Cámara baja, José María Mazón. Así, ha habido 170 ‘noes’ de PP, Ciudadanos, Vox, Esquerra Republicana (ERC), Junts, Coalición Canaria (CC), Unión del Pueblo Navarro (UPN) y el de la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero, que ha ejercido el voto telemático con antelación a que su grupo cambiara de la abstención al ‘no’ sobra la bocina para "facilitar un acuerdo de coalición" con el PSOE. Por su parte, el resto del grupo de Unidas Podemos (41), PNV, EH Bildu y Compromís se han abstenido.

Para ser investido en este primer intento, Pedro Sánchez necesitaba al menos los 176 votos en los que está situada la mayoría absoluta, pero le han faltado 52 apoyos para alcanzar cifra. Ahora, el jueves le bastará con más ‘síes’ que ‘noes’. Y los separatistas de ERC, que tienen la llave de la investidura, han deslizado que están dispuestos a permitirla si hay un acuerdo entre PSOE y Podemos.

Se da la circunstancia de que nunca antes un candidato había cosechado menos votos en una sesión de investidura. Ni el propio Sánchez en el intento fallido de marzo de 2016, tras el pacto del Abrazo con Ciudadanos, ni Mariano Rajoy (PP) en agosto-septiembre de aquel año registraron esta cifra tan baja de respaldos. Y es que un candidato debe someterse a una sesión de investidura cuando ya la tiene encauzada, con un programa y un Gobierno perfilados.

130 votos en 2016

En su caso, Sánchez perdió la primera votación sumando 130 escaños (esto es, los 89 del Grupo Socialista y su socio de Nueva Canaria y los 40 de la formación de Albert Rivera). Por contra, fueron 219 los diputados que votaron en contra, incluidos aquí el Grupo Popular y el de Podemos y sus confluencias. Dos días después, el candidato socialista apenas reunió 131 apoyos, es decir, un voto más, el de la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, que pasó de la abstención al ‘sí’.

Por su parte, Mariano Rajoy afrontó la investidura fallida de 2016 con 170 votos de partida, los de su grupo más los de Ciudadanos y Coalición Canaria, con quienes había cerrado sendos acuerdos. Sin embargo, no fueron suficientes lograr los 176 de la mayoría absoluta. Y no hubo variaciones en la segunda votación, en la que los 170 ‘síes’ de PP, Ciudadanos y Coalición Canaria no permitieron la investidura frente a los 180 ‘noes’ del Grupo Socialista, Podemos y los independentistas.

Lo último en España