Nueva polémica

El ministro de Agricultura estalla contra Garzón: «Si habla de alimentación lo normal es que me llame»

Pegasus
Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación (ISABEL INFANTES / EUROPA PRESS).

La polémica con el ministro de Consumo no cesa. El último en sumarse a las críticas por el ataque frontal que Alberto Garzón ha hecho contra la ganadería española ha sido su propio compañero de Gobierno, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. Luis Planas ha lamentado que el comunista hiciera unas declaraciones tan «desafortunadas» sin hablar primero con él, que es el que tiene competencias en ese terreno.

Planas se ha mostrado contundente y muy crítico con Garzón: «No hemos hablado en los últimos días. Soy el ministro de Alimentación, si alguien habla de alimentación lo normal es que me llame. Cuando yo tengo algún tema que toca otro Ministerio, normalmente nos llamamos y decimos lo que se va mencionar y cómo». Además ha recordado que las competencias en ganadería son suyas y lamenta que no haya habido «la comunicación previa que es siempre de rigor».

Alberto Garzón aseguró en una entrevista en The Guardian que las ‘macrogranjas’ españolas exportaban carne de mala calidad de animales maltratados. Unas palabras que han levantado tal polémica que tanto la oposición, las asociaciones cárnicas, e incluso algún barón socialista han pedido su inmediata dimisión. Es más, el propio Gobierno lo ha desautorizado y ahora Planas tacha de «bastante desafortunadas» sus afirmaciones.

«Esta polémica es lamentable, porque pone en tela de juicio la actividad de los ganaderos. A mí como ministro de Agricultura todo este ruido me molesta, porque creo que nuestros ganaderos se sienten molestos con ser el foco de atención y con una puesta en tela de juicio que en absoluto merecen», ha subrayado el ministro de Agricultura en una entrevista en Onda Cero.

Por último, Planas ha defendido la calidad de la carne en España y ha lamentado la confusión que existe entre la ganadería intensiva y extensiva a raíz de las palabras de Garzón: «Nadie duda de la calidad ni de la seguridad de los productos agroalimentarios españoles. Aquí no hay conflicto, hay diversidad, y España es un país que es una potencia agroalimentaria y ganadera a nivel internacional, somos el cuarto exportador de la Unión Europea y el cuarto del mundo y, por tanto, tenemos una diversidad de producción que es absolutamente normal».

Por otro lado, a pesar de sus voraces críticas a Garzón, el titular de Agricultura ha defendido que se han «manipulado» las declaraciones del comunista: «No nos equivoquemos, esto es campaña electoral en Castilla y León, el PP ha tomado ese tema como una bandera y yo lo lamento, porque dice que va a defender los intereses de los ganaderos y como se defienden es trabajando por ellos, con hechos y realidades».

Planas ha defendido que el sector agroalimentario es uno de los pilares de la economía español y cree que poner «la duda sobre la calidad y la seguridad de los productos agroalimentarios españoles» sólo incide negativamente en el sector. «Mi preocupación es que con toda esta polémica política lo que estamos creando es un aura de duda sobre un sector que está trabajando muy bien y que tiene retos formidables de cara al futuro», ha zanjado.

Lo último en España

Últimas noticias