Ministerio de Igualdad

Montero gastará 1,5 millones en una campaña contra los “cánones sexistas de belleza”

Irene Montero estudios
La ministra de Igualdad, Irene Montero.

El Ministerio de Igualdad de Irene Montero prevé gastar 1.508.000 euros en una campaña «contra los cánones y estereotipos sexistas de belleza», según se recoge en el Plan de Comunicación Institucional para 2021 aprobado recientemente por el Gobierno. El departamento de Montero dispone de uno de los presupuestos más elevados, 13,8 millones de euros. 

La ejecución de la campaña está prevista entre el 1 de septiembre y el 31 de octubre, y el objetivo es «luchar contra los estereotipos de género para favorecer una imagen libre de sexismo de las mujeres».

Además, Igualdad gastará 6,95 millones en promocionar el Plan Corresponsables, una de las prioridades del departamento de Irene Montero para la conciliación. Entre sus objetivos está, según se recoge en el documento, «combatir los estereotipos y roles de género que vinculan la realización de las tareas domésticas y de cuidados con las mujeres», «fomentar la corresponsabilidad dentro de las familias» y apoyar «las tareas de cuidados para alcanzar una conciliación efectiva de la vida personal, laboral y familiar completa».

Otros 7 millones los destinará Irene Montero a la «concienciación social de las distintas formas de violencia contra las mujeres»; 217.799 euros para «sensibilizar a la sociedad en general de las persistentes discriminaciones a las que se ven sometidas las personas LGTBI en su vida cotidiana, con especial atención a las personas más vulnerables»; otros 30.000 euros para «difundir el Día Internacional del Orgullo LGTBI»o 12.000 euros para «ampliar el conocimiento de las diferentes dimensiones del racismo en nuestro país».

También se prevé un gasto de 18.148 euros para «la presentación de las funciones, actividades y cambio de denominación» del Instituto de las Mujeres. Cabe recordar que, en noviembre, Igualdad anunció el cambio de nombre del antiguo Instituto de la Mujer, que pasó a llamarse Instituto de las Mujeres.

En la promoción del Día de la Mujer, el 8 de marzo, se gastarán 18.148 euros para «visibilizar la importancia de la lucha por la igualdad efectiva de todas las mujeres en todos los ámbitos».

Los «cánones de belleza» asociados a la mujer preocupan especialmente a Irene Montero. Cabe recordar que el Ministerio de Igualdad realizó hace unos meses un estudio sobre «los estereotipos, roles y relaciones de género en series de televisión» españolas. En el informe criticaba que las actrices sean de una «belleza extraordinaria, con un maquillaje y efectos que las hace todavía parecer más bellas».

El estudio, de 80 páginas, iba firmado por el Instituto de la Mujer, organismo dependiente de Igualdad, junto a la Asociación de Mujeres Cineastas.

En las conclusiones se afirmaba, por ejemplo, que en las series protagonizadas por mujeres hay «cierto abuso y cosificación» en la «presentación de las mujeres», porque son mujeres «representadas por actrices de una belleza extraordinaria, con un maquillaje y efectos que las hace todavía parecer más bellas, sus vestuarios espectaculares, que realzan aún más sus cuerpos ‘diez’».

Recientemente, el Ministerio de Igualdad analizó el «estrés» que les provoca a las mujeres determinados «roles de género machista de los chicos». Entre ellos, el estudio ‘La situación de la violencia contra las mujeres en la adolescencia en España’ citaba el «ser percibida por los demás como gorda», «notar que has engordado 5 kilos» o «tener 50 años y seguir soltera».

El informe incluía 12 afirmaciones que las mujeres debían evaluar como «sentirte menos atractiva que antes», «ser demasiado alta», «estar vestida con traje de baño en un sitio público», «ser incapaz de cambiar tu apariencia para agradar a alguien», «ser más dura o fuerte que tu novio», «ser incapaz de satisfacer las necesidades afectivas de otros miembros de tu familia», «ser considerada una ‘fresca’ o chica fácil» o «que otras personas crean que soy seca o antipática».

La conclusión, destacaba el estudio, es que el 28,1% de las chicas reconoce bastante o mucha ansiedad si se sienten «menos atractivas que antes», lo cual, según el informe, «refleja que la presión ligada al estereotipo de la mujer objeto parece más superado por ellas cognitiva que emocionalmente».

En el caso de los chicos, se analizaron otros roles de género sexistas, como «ser superado en el trabajo por una mujer», «tener de jefe a una mujer», «que tu pareja gane más dinero que tú», «admitir delante de tus amigos que te haces las tareas domésticas», «tener que preguntar por una dirección cuando estás perdido» o «hablar con una feminista». Fue esta última la que ellos reconocen que les produce más ansiedad.

Lo último en España

Últimas noticias