El informe que prepara la Rey Juan Carlos descarta irregularidades en los estudios de Casado

Caso Máster
Campus de la Universidad Rey Juan Carlos. (Foto: URJC)

El informe que prepara la Universidad Rey Juan Carlos descarta irregularidades en los estudios de Pablo Casado. Lo está elaborando el equipo encargado de la inspección de lo ocurrido y donde el grupo de personas con acceso pleno a la información de lo ocurrido tiene mucho que decir.

Y el informe, que será completado a la vuelta de vacaciones, descarta irregularidades en los estudios realizados por el actual presidente del PP.

Pablo Casado, además del famoso máster, también ha cursado estudios de Administración y Dirección de Empresas en la Rey Juan Carlos. La polémica sobre el máster ha llevado a una revisión global del tratamiento dado a Casado en sus estudios en la universidad. La conclusión de estas investigaciones internas apuntan a que el tratamiento a Casado fue totalmente normal y carente de privilegios.

Dentro de esta polémica, el máster de Pablo Casado ha atraído más la atención.  Pero la línea del informe coincidirá bastante con algunos de los puntos adelantados ya por la propia jueza Carmen Rodríguez Medel en un auto en el que confirmó las informaciones avanzadas por OKDIARIO y donde se recordaba que la documentación que se había pedido inicialmente a la Universidad había aparecido en un segundo envío de material por parte de los responsables de la Rey Juan Carlos.

A estas alturas, ese máster debe ser el más chequeado de la historia de la universidad española. Pero las primeras dudas sobre su tramitación han sido solventadas. Y es que fue la propia Universidad la que hizo un envío fragmentado de los documentos: no Pablo Casado, que aportó desde el primer momento sus documentos públicamente.

Pablo Casado
La documentación presentada por Pablo Casado ante la prensa para negar las informaciones publicadas por ‘El País’. Foto: OKD

Así se puso en duda su elaboración de los trabajos, Pablo Casado los aportó. Se puso igualmente en duda la petición de convalidación de asignaturas, y OKDIARIO publicó el documento donde se recogía su efectiva tramitación. Se puso en duda su efectiva tramitación, y este diario mostró el documento en el que se aceptaron las convalidaciones y donde se llegó a saldar el dinero sobrante de lo entregado para la provisión de fondos de las convalidaciones.

Y, por último, se ha cuestionado la razón de que parte de la documentación mostrada por Casado no se encuentre en estos momentos en la Universidad, y es el propio reglamento de la URJC el que detalla el “procedimiento de archivo de documentación docente (exámenes, trabajos de fin de grado y otras pruebas de evaluación)”, de la universidad. Y es allí donde se refleja que los trabajos de máster de Pablo Casado, nuevo presidente del PP, no tienen un motivo para estar registrados porque el Estatuto del Estudiante, en su artículo 27, ‘Trabajos y memorias de evaluación’, indica que “los trabajos y memorias de prácticas con soporte único serán conservados por el profesor hasta la finalización del curso siguiente”.

Y porque en el artículo 29, se detalla que “los profesores deberán conservar el material escrito, en soporte de papel o electrónico, de las pruebas de evaluación o, en su caso, la documentación correspondiente de las pruebas orales, hasta la finalización del curso académico siguiente, en los términos previstos en la normativa autonómica y de la propia universidad”.

Pablo Casado
Pablo Casado. (Foto: EFE)

Hay que recordar que Pablo Casado cursó su máster en ‘Derecho Autonómico y Local’ en el curso 2008 y 2009. Es decir, que ha transcurrido el plazo de conservación de los documentos por la universidad y por lo tanto los profesores no tienen obligación de guardar sus trabajos. Al revés, según la normativa, esos trabajos tienen que haber sido obligatoriamente destruidos por exigencia de protección de datos.

La misma Universidad explica que en los procesos de seguimiento y acreditación de los títulos implantados a partir de 2007, “pueden necesitar disponer de evidencias sobre el sistema de evaluación utilizado en las distintas asignaturas durante el período de implantación (cuatro años) y para el seguimiento y un año más para la acreditación”. Es decir, durante cinco años en total.

Todos estos puntos se han evaluado en la elaboración del informe. Y el resultado final será doble. En primer lugar, que no ha habido irregularidades. Y en segundo lugar que, en caso de existir faltas de registro de lo ocurrido, nunca sería responsabilidad del alumno, Pablo Casado, sino de la propia Universidad.

Últimas noticias