Nueva presidenta de Navarra

Los guiños de Chivite a Bildu en una carta a los militantes: «Todos somos navarros por igual»

La nueva presidenta de Navarra, María Chivite, defiende la "convivencia" desde "la integración de la pluralidad y la diversidad", en una carta a sus bases. Admite que el gobierno será "complejo".

Chivite rehén de sus alianzas: sus socios tendrán la última palabra en todas las medidas que impulse

La portavoz de Bildu que apoya a Chivite impulsó un encierro en el Parlamento por el asesino Bolinaga

Los guiños de Chivite a Bildu en una carta a los militantes: «Todos somos navarros por igual»
María Chivite, presidenta de Navarra.

La nueva presidenta de Navarra, la socialista María Chivite, ha dirigido una carta a la militancia en la que destaca sus prioridades para el mandato que comienza. La misiva contiene gestos implícitos a Bildu, formación que este viernes permitió su investidura con la abstención de cinco de sus diputados: "Todos y todas somos navarros por igual. Independientemente de lo que cada uno piense o sienta", escribe Chivite, que formará Gobierno de coalición con Geroa-Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

La líder del PSN-PSOE manifiesta como sus retos de legislatura "el empleo de calidad, la digitalización, la innovación, la despoblación, la cohesión territorial, la mejora de los servicios públicos, la igualdad real y efectiva" y también "la convivencia". Objetivos, dice a continuación, que se abordarán "desde el sentido común, el equilibrio y desde la centralidad política que exige un buen gobierno pero también la integración de la pluralidad y la diversidad que son nuestra seña de identidad". "Todos y todas somos navarros por igual. Independientemente de lo que cada uno piense o sienta", defiende en su mensaje.

Autogobierno

Chivite reconoce que el mandato "será complejo" al tratarse de un gobierno en minoría. Por ello, destaca que "el diálogo y el acuerdo tendrán más importancia que nunca, pero desde la convicción y el compromiso, pondremos todo de nuestra parte para salgan adelante iniciativas que responderán al interés general y buscarán abordar las cuestiones urgentes pero también las transformaciones que nuestra sociedad y nuestro tejido empresarial y social necesitan". La socialista destaca que su partido estará comprometido con el "autogobierno desde el respeto al Régimen Foral, a nuestros símbolos y lealtad institucional".

Finalmente, reitera su intención de mantener un "espíritu dialogante y sereno", y su compromiso "con unos valores políticos y éticos que nos caracterizan", así como con el acuerdo de programa firmado con sus socios de Gobierno.

Chivite salió investida este viernes gracias a la abstención del partido de Arnaldo Otegi, que le dio cinco abstenciones, las necesarias para lograr la mayoría simple. La dirigente del PSOE logró así 23 apoyos, frente a los 22 votos en contra (20 de Navarra Suma, la coalición formada por PP, Ciudadanos y Vox y que es la primera fuerza en el Parlamento navarro y los otros dos diputados de Bildu).

Tras ser investida, Chivite ya mostró su intención de iniciar un Gobierno basado en el "diálogo y respeto". La socialista será rehén de sus socios, ya que el acuerdo de programa le obliga a consensuar todas sus medidas, y también de Bildu, partido que resulta imprescindible para que su iniciativa legislativa prospere.

El apoyo de la formación proetarra ha sido duramente criticado desde la oposición. La presidenta del PP de Navarra, Ana Beltrán, nueva vicesecretaria de Organización, advirtió al PSOE de que la abstención "no será gratis". "Bildu se cobra todo y además siempre acaba los deberes", aseveró. Los ‘populares’ han tachado a Chivite de "irresponsable" por negociar con Bildu "para ser presidenta a toda costa", habiendo ganado las elecciones autonómicas la coalición Navarra Suma. "Es lamentable ver como después de ganar las elecciones, viene el PSN a darles oxígeno a los nacionalistas", criticó en una entrevista en RNE.

En su discurso de investidura, Chivite ya mostró mano tendida a Bildu, e invitó a "actuar sin rencor". 

Los de Otegi, por su parte, han insistido en los últimos días en que serán un "interlocutor preferente" y que tendrán las llaves "para abrir y cerrar las puertas" a lo largo de toda la legislatura.

Bildu ha advertido a Chivite de que no permitirán ningún paso atrás a las medidas aprobadas durante el mandato de la nacionalista Uxue Barkos, con el apoyo también de Podemos e Izquierda-Ezkerra, los actuales socios de Gobierno de la socialista.

"No somos una fuerza irrelevante, tenemos la llave para cerrar o abrir puertas, eso está en nuestra mano", recordó la portavoz, Bakartxo Ruiz.

Lo último en España

Últimas noticias