Fuerzas Armadas españolas

El Ejército prueba chalecos antibalas especiales para mujeres y espera comprarlos en 2020

mujeres militares
Mujeres militares durante un acto oficial del Ejército de Tierra.

Es algo que las mujeres militares venían reclamando hace tiempo: disponer de chalecos antibalas adaptados a las condiciones de su fisionomía. Hasta ahora, las Fuerzas Armadas solo tenían chalecos diseñados para hombres. Si las pruebas salen bien, se incorporarán al servicio a partir de 2020.

Varias unidades del Ejército de Tierra, de Infantería y Mecanizada, están poniendo a prueba los prototipos de chalecos antifragmentación especialmente diseñados para mujeres. Nunca antes las Fuerzas Armadas habían tenido prendas de protección femeninas. Si las pruebas dan resultado positivo, se espera adquirirlos e incorporarlos en 2020.

Margarita Robles ya anunció en noviembre del año pasado que las mujeres tendrían chalecos de protección balística y antifragmento -contra balas y esquirlas de explosivos-. Los prototipos de esos chalecos ya se están probando en varias unidades del Ejército de Tierra. Y según ha sabido OKDIARIO de fuentes militares, con bastante éxito de momento.

Estos chalecos todavía deberán pasar la prueba más importante: la técnica. Serán sometidos a impactos de balas de distintos calibres de armas cortas y largas, así como a explosiones diversas, para comprobar si cumplen con su función de protección. La más importante. Estas pruebas se realizarán en los laboratorios del Instituto Tecnológico de La Marañosa en Madrid.

En caso de que todas las pruebas resulten exitosas y el Ejército de Tierra de luz verde a los prototipos, el Ministerio de Defensa abrirá una licitación para adquirir un número importante de chalecos. Se espera que esto ocurra en 2020.

Dotarse de este tipo de prenda de protección ha sido una asignatura pendiente para las Fuerzas Armadas. El Ejército descubrió que durante las misiones internacionales, las mujeres tenían problemas para adaptarse a los chaleco antibalas ya que estaban diseñados para la fisionomía masculina. Se ciñen demasiado en algunas partes del cuerpo y quedan holgados en otras. Algo que pasaba de ser una incomodidad puntual a llegar a dificultar el movimiento tras muchas horas de servicio.

Además de estos chalecos, pensados para operaciones militares internacionales, el Ejército tiene previsto adquirir chalecos antibalas ligeros -y menos resistentes- similares a los que utilizan ya las mujeres de la Guardia Civil.

 

Lo último en España