División en el PSOE: Sánchez quiere pacto con Podemos, Page y Vara no y el resto no sabe o no contesta

Pedro-Sánchez
Pedro Sánchez. (Foto: AFP)

En la dirección socialista dan poco crédito a los resultados que arrojan las encuestas y que sitúan a Unidos Podemos en el segundo puesto del ranking por delante del PSOE. En Ferraz están convencidos de que su partido mantendrá la segunda posición y Pedro Sánchez lo tiene claro: pactará con Unidos Podemos para lograr ser investido presidente del Gobierno.

Según cuentan fuentes de Ferraz, la idea de Pedro Sánchez "es pactar con Podemos como sea para ser el presidente del Gobierno", y añaden que tiene dos objetivos. El primero es "sacar más votos o escaños que Podemos" y, en segundo lugar, "tener la mayoría que dice Jordi Sevilla relativa con Podemos para gobernar con ellos", en referencia al tuit que el político hizo público en la mañana del miércoles donde defendía que el candidato que más apoyos obtuviera en la cámara es el que debía ser investido presidente.

A este respecto, las mismas fuentes puntualizan que "lo que ha querido decir Jordi Sevilla es que sea presidente quien consiga más diputados, de tal manera que Sánchez podría conseguir más escaños con la suma de Podemos que Rajoy con la suma de Ciudadanos". Estas mismas fuentes aseguran que la intención de Sevilla no era "dar un espaldarazo a Rajoy, sino que está apostando por que la suma Podemos-PSOE saque más diputados que la suma PP-C’s".

Sin embargo, las diferencias entre los distintos sectores del partido vuelven, una vez más, a estar sobre la mesa aunque con una novedad y es que los barones tampoco se ponen de acuerdo esta vez. Los siempre críticos con Sánchez no coinciden en sus planteamientos en esta ocasión. Los presidentes de Castilla-La Mancha y Extremadura, Emiliano García Page y Guillermo Fernández Vara están absolutamente en contra de la idea de su secretario general, ambos están de acuerdo en que "o el PSOE consigue gobernar sin Unidos Podemos o no gobierna", pero los dos entienden que un acuerdo con los de los círculos podría terminar de dinamitar a los suyos; algo que, para ellos, es el principal objetivo de la coalición morada. En el resto de dirigentes socialistas hay "disparidad de opiniones" y señalan el "desánimo" y la "decepción", fundamentalmente después del Debate a 4, como el principal indicativo de cómo están las cosas en Ferraz.

Otras fuentes socialistas aseguran que el candidato de su partido "no tiene plan B" y que en caso de sorpasso no tiene nada decidido. Entre los de Ferraz hay, una vez más, grandes diferencias, máxime cuando hay muchos que dan por hecho que los de Iglesias sí conseguirán adelantarlos y convertirse en la segunda fuerza en el Congreso de los Diputados.

Como ya informó OKDIARO de fuentes socialistas, el PSOE podría dar su abstención para facilitar un Gobierno del Partido Popular si ninguna formación suma tras el 26J y si Podemos da el temido sorpasso. Pero lo harán con una única condición, que Mariano Rajoy no sea el presidente. De este modo, los socialistas se unen al mensaje del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de “sí” al PP pero un “no rotundo” al actual presidente del Ejecutivo en funciones.

Lo último en España

Últimas noticias