Diputación de Barcelona

La Diputación de Barcelona que el PSOE pactó con el partido de Puigdemont ‘enchufará’ a 92 asesores

La Diputación de Barcelona tuvo en la legislatura anterior un total de 78 asesores. Ahora, con la socialista Núria Marín al frente gracias al apoyo de JxCAT, ha incrementado esta cifra hasta los 92

Los socialistas pactan con JxCat y gobernarán la Diputación de Barcelona con el partido de Puigdemont

Agencia Tributaria
Pedro Sánchez y Carles Puigdemont.

La Diputación de Barcelona, presidida por la socialista Núria Marín, contará con 92 asesores, un número que casi duplica a los diputados que componen esta institución: 51. El aumento del número de asesores se aprobó en un pleno celebrado esta semana. Es una de las primeras medidas de Marín como presidenta tras alcanzar un pacto con JxCAT. En la anterior legislatura la Diputación de Barcelona contó con 78 asesores, un número inferior a los 92 actuales.

Este jueves, la socialista nombró a los primeros 57 de los 92 asesores. De estos 57, 12 corresponden a su Gobierno del PSC en la Diputación, mientras que los otros 45 corresponden al resto de grupos políticos. Las retribuciones de estos 57 cargos de máxima confianza, en su conjunto, es superior a los 3,3 millones de euros bruto anuales, según informa ‘Economía Digital’. De tal forma que cuando los asesores asciendan hasta 92, sus salarios sobrepasarán los 5 millones euros.

Entre estos asesores destacan algunos como Antoni Fogué, ex presidente socialista en la Diputación de Barcelona entre 2008 y 2011, Koldo Blanco, concejal de Ciudadanos en Barcelona en la anterior legislatura, Marc Bertomeu, ex dirigente en los comunes, o los ex diputados del PP Juan Milian y Josep Llobet.

Fogué tendrá un sueldo de 79.597 euros brutos anuales, divididos en 14 pagas de 5.685, como nuevo asesor del área de Presidencia. La retribución de Blanco será de 68.984 euros, la de Bertomeu 52.087 euros, y las de Milian y Llobet serán de 52.087 euros cada uno.

Elegir entre dos sueldos

La Diputación de Barcelona cuenta con 51 diputados, que son a su vez concejales o alcaldes de los ayuntamientos de la provincia de Barcelona y que se reparten tras las elecciones municipales del 26-M. Su composición actual es la siguiente: PSC (16 diputados), ERC (16), JxCAT (7), En Comú Podem (5), Ciudadanos (4), PP (2) y Tot per Terrassa (1).

Los diputados que acaban en la Diputación de Barcelona deben elegir uno de los dos sueldos públicos que les corresponden. Muchos prefieren elegir la retribución anual de la Diputación al ser mucho mayor, empezando por la presidenta socialista Núria Marín. Como alcaldesa de Hospitalet de Llobregat le correspondían un salario de 80.010 euros brutos anuales, pero ha preferido los 104.564 euros brutos anuales que le corresponden por ser presidenta de la Diputación.

Otros diputados de la institución han escogido la misma opción que Marín. Se trata de Ferran Mascarell y Neus Munté, diputados de JxCAT y concejales de la oposición del Ayuntamiento de Barcelona, y de Celestino Corbacho, diputado de Ciudadanos, concejal también de la oposición en el Consistorio de Ada Colau y ex ministro de Trabajo con José Luis Rodríguez Zapatero.

Mascarell, Munté y Corbacho tenían dos opciones: elegir entre los 56.387 euros brutos anuales que le corresponden a un concejal de la oposición del Ayuntamiento de Barcelona o los 90.672 euros brutos anuales con los que cuentan los vicepresidentes de la Diputación y los presidentes de los grupos políticos. Los tres han prefiero cobrar la retribución más alta.

Otro caso extraordinario es el de Jaume Collboni, compañero de Núria Marín en el PSC y primer teniente de alcalde de Barcelona con Colau, que ha optado por cobrar el sueldo del Consistorio barcelonés en lugar del de la Diputación. Aún así, ha escogido el salario más alto, puesto que como teniente de alcalde le corresponden 98.192 euros brutos anuales, mientras que como vicepresidente primero de la Diputación optaba a un salario de 90.672 euros.

Lo último en España

Últimas noticias