Cataluña

Una iglesia de Barcelona cuelga el cartel de los presos en su fachada y hace un concierto de homenaje

Iglesia
Una iglesia de Calella (Barcelona) cuelga el cartel de los presos en su fachada y celebra un concierto de homenaje
Comentar

La Parroquia de Santa María y San Nicolás de Calella (Barcelona) exhibe un cartel colgado en su fachada a favor de la libertad de los golpistas encarcelados y celebró un concierto para pedir su puesta en libertad. El párroco de esta iglesia es Jacinto Busquet.

El concierto tuvo lugar el pasado domingo y sus organizadores fueron las asociaciones independentistas de la ANC, Òmnium Cultural y el comité de defensa de la república (CDR) del municipio de Calella. Monsterrat Candini (PDeCAT) es la alcaldesa de Calella, un municipio con 18.317 habitantes.

En la entrada del recinto sagrado también hay colgado un cartel con propaganda independentista de Òmnium Cultural y de Crida per la democràcia. “Llibertat presos polítics (libertad presos políticos)” y “Democràcia! (¡Democracia!) son las consignas que aparecen junto a un lazo amarillo, el símbolo que utilizan los separatistas para pedir la excarcelación de los golpistas encarcelados.

Una iglesia de Barcelona cuelga el cartel de los presos en su fachada y hace un concierto de homenaje
Entrada a la iglesia de Calella

La iglesia fue construida en el siglo XVIII y tuvo que ser edificada de nuevo tras la Guerra Civil, motivo por el cuelo el diseño de su interior es sencillo y con escasa imaginería ornamental.

En el municipio de Calella los independentistas expulsaron de manera forzosa a los más de 250 agentes de la Guardia Civil y el centenar de policías nacionales que se encontraban alojados en varios hoteles. La dirección de los hoteles Vila de Calella, Les Palmeres y Catalonia les pidió que se marcharan por la coacción de los independentistas, después de que la noche anterior protagonizasen varias acciones de hostigamiento contra las Fuerzas de Seguridad del Estado. Estos agentes habían sido desplazados a Cataluña para evitar la celebración del referéndum del 1-O.

El pasado lunes, el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, decidió mantener en prisión incondicional al ex vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, al exconseller Joaquim Forn y a los presidentes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

El magistrado también ordenaba la libertad bajo fianza de 100.000 euros para los exconsellers Raül Romeva, Carles Mundó, Dolors Bassa, Meritxell Borrás, Josep Rull y Jordi Turull.

Ya son varias iglesias las que apoyan a los golpistas

En las últimas semanas varias se han unido varias iglesias a la deriva separatista de Cataluña. La Iglesia de Castelltersol, en la provincia de Barcelona, colgó en su campanario el lazo amarillo que pide la puesta en libertad de los golpistas encarcelados. Otra parroquia que puso un enorme lazo amarillo en su campanario fue la de San Andrés de Palomar, ubicada en el en el barrio de Barcelona de San Andrés.

Otro párroco que se ha posicionado a favor de la deriva independentista es el de la iglesia de Santa Coloma de Farners (Gerona) que colgó el pasado agosto una pancarta del campanario en la que pedía el ‘sí’ para la independencia de Cataluña en el referéndum ilegal del 1-O.

El titular de esta parroquia es Ramón Alventosa, un religioso que desde hace años apoya todo tipo de iniciativas en favor de la independencia. Así, el padre Alventosa fue uno de los firmantes del manifiesto de los “Capellanes por el 9-N” en el que medio centenar de miembros del clero afirmaban “no querer quedarse al margen del pueblo” ante la convocatoria del referéndum ilegal del 9 de noviembre de 2014.

Ante esto, un grupo de vecinos acudieron a la Iglesia para pedirle en persona que retirara el cartel independentista, algo a lo que Alventosa se negó rotundamente alegando que “eso significaría ir a favor de España”.

Últimas noticias