Elecciones Generales 2019

Casado triunfal en Madrid: «Pido un voto urgente para rescatar a España de los que quieren romperla»

El presidente de los populares concluye una campaña electoral 'exprés' centrada en Sánchez como "único adversario".

"Estamos ya en empate técnico. Podemos ganar las elecciones. Vamos a ganar las elecciones y a gobernar el lunes la mejor nación del mundo que es España", arrancaba contundente y apasionado Pablo Casado su cierre de campaña. "Pero para ello no podemos fragmentar el voto, tenemos que unir todo el ímpetu del espíritu de cambio que pide España", proseguía. "Con todo mi respeto a Albert Rivera y a Santiago Abascal, ahora se decide como en una final del fútbol, no pueden ganar dos equipos".

Casado ha asegurado que, frente al socialismo de Sánchez, sólo cabe el Partido Popular: "Yo quiero gobernar España para 47 millones de españoles, incluso para los nacionalistas porque lo hacemos mejor que sus dirigentes". "Quiero liderar una nueva mayoría para todos", ha añadido.

"Pedimos lo más sagrado que hay en democracia, que es el voto, en especial a todos aquellos que en alguna ocasión nos votaron, para decirles con toda humildad que necesitamos su apoyo para echar a Sánchez", ha destacado Casado en su discurso. Ha avisado que "si hacemos lo mismo que en abril, tendremos lo mismo que en abril".

El líder del PP ha admitido estar "harto de una sociedad fragmentada, de miedos, odios e iras".

"Los españoles no están hartos de votar, están hartos de que su voto no sirva para nada", ha abundado. Una división que achaca al desgobierno de Sánchez, tras su llegada a la presidencia del Gobierno vía moción de censura.

Casado ha pedido el apoyo para unir esfuerzos por España: "Hoy que estamos en una plaza de toros… Cuando hay que dar una oreja a un torero, todo el tendido se une, con un pañuelo blanco, o con una papeleta, que sólo puede ser la del PP. O división o Partido Popular", ha ilustrado. "Estamos preparados para coger el toro por los cuernos".

Cambiar las cosas

El líder ‘popular’ ha anunciado su "compromiso" con los españoles, tras el 10-N: primero, que "bajo ningún concepto" hará presidente a Sánchez. Segundo, que si tiene un sólo escaño más que el socialista se presentará a la investidura "sin excusas".

"Sánchez es un Gobierno a la deriva. Es el Titanic. La única tabla de salvación para los socialistas y para que no cambien las cosas es que los votos de Ciudadanos y Vox no se aglutinen en el PP el próximo domingo", ha reivindicado, en una nueva llamada para aglutinar el voto.

Casado ha considerado que "no merece gobernar España quien no cree, ni siquiera, en su existencia como nación", censurando que Sánchez que no contestase a su pregunta sobre posibles futuros pactos ‘frankenstein’ -en el último debate televisado de candidatos-. "No pudo ni mirarme a los ojos, ni mirar a los ojos de los españoles. Bajó la cabeza y se puso a escribir su testamento político", ha sentenciado el dirigente ‘popular’.

Cataluña 

Sobre Cataluña, Casado ha reprochado que "el Gobierno ha decidido no remover al señor Torra al frente de los Mossos. Y por ello, se ha puesto en riesgo la seguridad en Cataluña y la de los propios agentes que se enfrentan a ser expedientados, por jugarse el tipo y hacer su trabajo".

Lo hacía justo antes de dirigirse al hijo del fallecido fiscal general del Estado, José Manuel Maza, presente en las primeras filas de la carpa. Ante él aseguró que, si su padre estuviese vivo y hubiese escuchado las polémicas afirmaciones de Sánchez sobre cómo la Fiscalía "depende" de él, se habría revelado. "Al fiscal Maza no lo dirigía nadie. La Fiscalía es independiente, señor Sánchez. En España hay separación de poderes", ha censurado sin ambages Casado al presidente del Gobierno en funciones.

Madrid, talismán

La carpa transparente instalada en el ruedo de la Plaza de los Toros de las Ventas -"la primera del mundo" en palabras de Díaz Ayuso- se ha quedado pequeña. Un total de 2.000 personas completaron el aforo. Otras 1.500 asistieron a través de varias pantallas habilitadas por la organización en el exterior del coso madrileño. El PP de regresa al formato tradicional de sus actos de campaña y exhibe banderas de España y músculo de partido, sin fisuras, en torno a su candidato.

En el cierre de los populares en Madrid, ciudad talismán para los de Génova, se han dado cita, entre otros, la número dos de las listas populares a La Moncloa -y ex presidenta del Congreso- Ana Pastor; Pío García Escudero, jefe del comité coordinador de esta campaña; la ex ministra Isabel García-Tejerina; José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid; Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la comunidad madrileña, junto a buena parte de su equipo; diputados y portavoces populares de la Asamblea; y, la totalidad de los alcaldes del Partido Popular en Madrid.

Bajo el lema ‘Seny’, el partido de Casado ha querido acordarse de Cataluña y los catalanes con un emotivo vídeo que ha ocupado los primeros minutos del evento. En las diferentes imágenes proyectadas, el PP ha apostado por recuperar los valores que hicieron grande a Barcelona -con su máxima expresión en las Olimpiadas del año 92- frente a la imagen proyectada por los disturbios de los radicales separatistas de los CDR, en la ciudad Condal las últimas semanas.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha recorrido durante esta campaña ‘exprés’ un total de 6.000 kilómetros y ha visitado 12 comunidades autónomas. Desde que diese el pistoletazo de salida el pasado 1 de noviembre, en Ávila, y tras cerrar sus últimos actos este mismo viernes, en Palencia, pone el broche de oro en Madrid con el himno de España como colofón.

Lo último en España

Últimas noticias