Poder Judicial

Casado pidió «despolitizar» el CGPJ el mismo día que firmó en secreto con el PSOE repartirse el Constitucional

Pablo Casado y Teodoro García Egea pactaron en secreto con Pedro Sánchez un mes después del
Pablo Casado, Bolaños y García Egea.

El ex presidente del PP Pablo Casado reclamó acabar con cualquier «sensación de politización» del Poder Judicial, en concreto del CGPJ, el mismo día que su número dos al frente del partido, Teodoro García Egea, firmaba en secreto con Moncloa una polémica contrarreforma de dicho órgano para permitir que éste sólo hiciera -estando en funciones- sus dos nombramientos correspondientes del Tribunal Constitucional, dejando al margen la situación del Supremo.

Aquel 21 de octubre de 2021 en que García Egea firmó este pacto oculto con el ministro de Presidencia, Félix Boñalos (PSOE), en el marco de otro acuerdo público que sí vio la luz y se materializó para la renovación el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas y el Tribunal Constitucional (por el cupo de las Cortes), Pablo Casado viajó a Bruselas e hizo suyas las peticiones del comisario europeo de Justicia, Didier Reynders.

El entonces líder del PP -sustituido en abril de 2022 por el actual, Alberto Núñez Feijóo- afirmó que, según el ‘informe Reynders’ en España, «se tiene que proceder a una modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial para acabar con la sensación de politización que tiene la sociedad española». Además, subrayó que «miles de jueces» han reclamado también esa reforma en Europa, entendiendo por Poder Judicial tanto lo referente al Supremo (con nombramientos pendientes) como el CGPJ, con el mandato caducado de sus vocales hace más de tres años y medio.

«Intromisión»

Esos jueces son los mismos que han cuestionado la contrarreforma impulsada por el PSOE (que el PP de Casado llegó a firmar en octubre de 2021 y que el de Feijóo ha rechazado en las Cortes en julio de 2022) por suponer una «grave intromisión del Ejecutivo vía poder legislativo en el Poder Judicial».

El hecho que el Ejecutivo optase una vez más por una proposición de ley, en este caso del PSOE, en lugar de un proyecto de ley que requeriría preguntar al propio CGPJ, al Consejo Fiscal y al Consejo de Estado, también generó malestar en el órgano de gobierno de los jueces. En el pacto secreto que Egea firmó con Bolaños se optaba igualmente por la vía de una proposición de ley conjunta (a presentar «previsiblemente en la segunda quincena de noviembre de 2021», dice el documento publicado por El País), lo que dejaba también a un lado la opinión de los jueces. Esa proposición de ley de PSOE-PP nunca llegó a registrarse y el pacto que la incluía ha permanecido oculto hasta el pasado martes, cuando lo publicó el diario de Prisa.

Cabe reseñar también que dentro de aquel pacto secreto entre Bolaños y Egea, el que fuera secretario general del PP con Casado arrancó a Moncloa el compromiso de que los populares pudiesen elegir al sucesor del magistrado del TC que ha renunciado al cargo por enfermedad y que fue propuesto en 2017 por el PP por el cupo del Senado, Alfredo Montoya. Todo un intercambio de cromos y un reparto de intereses en la composición del Tribunal Constitucional hasta por la vía del CGPJ.

Traspaso

El propio Feijóo reveló este jueves que Casado no le informó de este pacto secreto en el traspaso de poderes de abril y que nunca fue abordado ni en el Comité de Dirección actual, ni en el anterior, por lo que en absoluto vincula a su partido. El PP hizo pública el pasado 11 julio su propuesta en materia de Justicia y la remitió al Gobierno de Pedro Sánchez, que ha hecho caso omiso. Con ella, los populares defienden que los jueces tengan un papel efectivo en la elección de los jueces, junto a otros requisitos de regeneración democrática. Además, alertan de que «algunas salas del Tribunal Supremo van a empezar a no poder reunirse a partir de septiembre».

Asimismo, Feijóo denunció en un receso de sus vacaciones que Bolaños «amenazó» a su vicesecretario Institucional, Esteban González Pons, con filtrar el documento pactado en su día con García Egea si los populares no cedían para renovar el CGPJ en estos últimos meses.

«Nos habían amenazado de que si no se llegaba al acuerdo que ellos dicen, ‘vamos a filtrar el papel’», declaró Feijóo en Galicia, asegurando que «no vamos a aceptar que nos amenacen, es muy infantil».

El CGPJ se reunirá el próximo 8 de septiembre para abordar los dos nombramientos que le corresponden del Constitucional.

Lo último en España

Últimas noticias