Entrega de despachos en Barcelona

Lesmes recuerda a Sánchez que la presencia del Rey tenía «una enorme dimensión constitucional y política»

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha afirmado hoy que la tradicional presencia del Rey en la ceremonia de entrega de despachos a los nuevos jueces, que se remonta a hace 20 años, tiene un significado «simbólico y constitucional: la Justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey», en referencia al veto del Gobierno de Pedro Sánchez al Rey Felipe VI en la entrega de despachos a los nuevos jueces que ha tenido lugar este viernes en Barcelona.

En el discurso pronunciado durante el acto de entrega de despachos a los integrantes de la LXIX promoción de la Escuela Judicial, celebrado por primera vez en la sede de este órgano técnico del CGPJ en Barcelona, Lesmes ha expresado el «enorme pesar» del Poder Judicial por la ausencia este año del jefe del Estado, a la que se ha referido con estas palabras: «Nuestro lamento no sólo obedece al hecho de que se rompe con una tradición de más de 20 años, sino también, y sobre todo, porque la presencia de su Majestad el Rey, del Jefe del Estado, en la ceremonia de entrega de despachos a los nuevos jueces responde al especial vínculo constitucional de la Corona con el Poder Judicial, vinculación que forma parte de nuestra tradición histórica desde la Constitución de Cádiz de 1812, y que sirve además para resaltar la dignidad de nuestra función».

«La Constitución Española de 1978 -ha añadido-, Norma Fundamental que ha permitido transitar a España por su más largo periodo de paz, progreso, estabilidad y convivencia, al instituir y regular el Poder Judicial emplea una fórmula de hondo significado simbólico y constitucional: la Justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey. Esta breve frase expresa la legitimidad del Poder Judicial, que emana, como todos los poderes del Estado, del pueblo español en el que reside la soberanía nacional, y expresa también que la administración de la Justicia se hace en nombre de quien simboliza la unidad y permanencia del Estado, conjugándose así, armónicamente, en la fórmula constitucional, las ideas de soberanía y unidad de nuestra nación».

«Por todo ello -ha proclamado Lesmes-, la presencia del Rey en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces va mucho más allá de lo protocolario. Tiene una enorme dimensión constitucional y política, expresión del apoyo permanente de la Corona al Poder Judicial en su defensa de la Constitución y de la ley en beneficio de todos los españoles a los que servimos».

«Reiterando nuestro pesar por lo sucedido, y sean cuales sean las circunstancias que lo han motivado, expresamos nuestro firme deseo de que Su Majestad el Rey pueda seguir alentando con su presencia en Barcelona a los nuevos jueces en el acto de inicio de su apasionante y difícil tarea de proteger los derechos de los españoles y defender el orden jurídico», ha concluido el presidente del Supremo y del CGPJ.

Ausencia del Rey

Es la primera vez que el monarca no ha presidido este acto desde el comienzo de su reinado. Los jueces de la 69 promoción han recibido sus despachos bajo la presidencia de Lesmes y con la ausencia del Rey, un extremo que ha causado «tristeza» en la Escuela Judicial. Tanto es así que alguno de los 62 miembros de la promoción (29 hombres y 33 mujeres), que han tomado posesión de su despacho, barajaron la posibilidad de no asistir a la ceremonia.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha reconocido que ha sido su decisión y todo ocurre en plena negociación del Ejecutivo con ERC para lograr los apoyos necesarios a los Presupuestos Generales del Estado. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, confirmó que el Ejecutivo fue el encargado de vetar al Rey con unas polémicas declaraciones: «Yo no digo que no tenga trascendencia, lamento que no esté el Rey presidiendo un acto que para mí es tan emotivo y me parece importantísimo que esté pero creo que en la ponderación de bienes hay momentos en los que hay que sacrificar algo en pro de algo más seguro».

Estas declaraciones se produjeron después de que el vocal del Consejo General del Poder Judicial , José María Macías, confirmó que la Casa Real comunicó al CGPJ que el monarca participaría en el acto y después les trasladó que no podía hacerlo porque  «el Gobierno no lo autorizaba». Afirmó: «Le puedo asegurar sin margen de duda ni error de ningún tipo que la confirmación escrita está en el CGPJ. La explicación hasta donde yo sé es que no puede hacerlo porque no cuenta con la autorización del Gobierno. Ignoro por completo los motivos que el Gobierno, si es que ha proporcionado alguno a Casa Real, ha hecho valer para indicar que ese acto programado en la agenda no se llevara a cabo».

Miembros del órgano de los jueces explicaban que no entendían la asistencia del ministro Campo al acto sin la presencia del Rey. La función del ministro de Justicia es acompañar al monarca a un acto oficial tal y como indica el artículo 69 de la Constitución española, pero si el Rey no «está invitado» los representantes del Gobierno «no tienen que acudir».

El presidente del TC

Estaba previsto que acudiese a la ceremonia el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas. Sin embargo, éste ha excusado su asistencia al acto de entrega de despachos alegando, a última hora, «problemas de agenda».

La inasistencia fue comunicada el pasado miércoles, un día después de que se conociera el veto al Rey, al anfitrión del acto, el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes. El presidente del TC alegó que ya tenía un compromiso para este viernes con la XIII Conferencia Iberoamericana de Justicia Constitucional, a la que asiste de forma telemática. De este modo, han sido dos altas autoridades las que no han estado presentes este año al acto de entrega de despachos, que suele reunir a las más altas representación en el mundo de la Justicia.

El año pasado, y en fechas muy próximas a la notificación de la sentencia por el referéndum ilegal en Cataluña, el acto también sufrió cambios y se trasladó a Madrid, alegando los organizadores la conveniencia de la capital por cumplirse el 40 aniversario de la constitución, si bien no faltaron ni el rey ni el presidente del tribunal de garantías.

Los vocales del CGPJ

Los vocales de la Comisión Permanente del CGPJ discutieron este jueves sobre la posible redacción de un comunicado institucional para manifestar su protesta por el veto al Rey, si bien esa opción perdió por cinco votos a tres. Finalmente se dispuso que sea Lesmes quien exponga la posición institucional del órgano de gobierno de los jueces durante su discurso oficial.

Pese a ello, después de la reunión un grupo de seis vocales hicieron pública una declaración conjunta en la que lamentaron profundamente no contar con la presencia del Rey en el acto de entrega de despachos.

Lo último en España

Últimas noticias