LOS CHATS QUE CONFIRMAN LA DENUNCIA FALSA DE MARTA FLOR

Así se dirigía la ‘acosada’ abogada de Podemos a su ‘acosador’ Calvente: «Te echo de menos, eres el mejor»

La abogada de Podemos Marta Flor Núñez que denunció al letrado purgado, José Manuel Calvente, le enviaba mensajes en los que le confesaba que era «el mejor abogado» que conoce y que le echaba mucho de menos. Estas conversaciones revelan una relación de amistad y confianza entre ambos que dista de una relación de acoso o intimidatoria. Sin embargo, la letrada decidió utilizar estas charlas para acusarle falsamente de presuntos delitos de hostigamiento, acoso laboral, acoso sexual y lesiones que han sido archivados por la juez.

OKDIARIO ha tenido acceso a los mensajes intercambiados entre Marta Flor y Calvente que forman parte de la causa que ha sido investigada en el Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid. La juez Rosa María Freire y el Ministerio Fiscal han podido constatar, sin lugar a dudas, que los hechos denunciados por la abogada de Podemos no tienen encaje «en los delitos penales del escrito de la querella, ni ningún otro tipo penal».

«Eres el mejor»

Con el objetivo de acreditar ante el Juzgado la falsa acusación de acoso contra su ex compañero José Manuel Calvente, la abogada Marta Flor aportó en su querella una serie de mensajes de Telegram «sesgados y sacados de contexto» con la intención de tergiversar la relación de amistad y de trabajo existente con su entonces compañero, según fuentes consultadas por OKDIARIO.

Sin embargo, el abogado purgado aportó en su escrito de alegaciones las conversaciones completas mantenidas entre ambos a través de la aplicación de mensajería Telegram. Estas pruebas han permitido a la Fiscalía y a la instructora constatar que no han existido hechos delictivos.

En los mensajes incorporados a la causa se demuestra que la relación entre ambos era de cordialidad, en la que los halagos eran recíprocos y las palabras de la abogada de Podemos no corresponden con la de una persona acosada.

En febrero de 2018 la querellante le confesaba a la persona que ahora acusa de acosarla que sentía admiración profesional por él: «Siempre lo digo, a todo el mundo JM que eres el mejor abogado que conozco», añadió, «y conozco muuuuuuuchooooooooos y muuuuuuuchaaaaaaaaasssssssss», para enfatizar su declaración prolongando las vocales y consonantes de sus palabras.

Así mismo, José Manuel Calvente se sentía halagado por esta manifestación y le respondió: «Ostras Marta, menudo piropo. Me haces sonrojarme». A lo que su interlocutora le replicó: «No te equivoques, el piropo no es que te lo haya dicho a ti. El piropo es que esto se lo he dicho a TODO el mundo antes que a ti».

Mensajes de Telegram entre Marta Flor y José Manuel Calvente.
Mensajes de Telegram entre Marta Flor y José Manuel Calvente.

«Te echo de menos»

La abogada de Podemos mostraba su aprecio al ex coordinador del Equipo Legal en todo momento, llegando a decirle que le echaba de menos cuando se encontraba desanimada. Calvente se había convertido en su apoyo en los momentos más difíciles. «¿Acaso se echa de menos a un acosador?», se preguntan fuentes consultadas por este periódico.

Marta Flor le confiesa a Calvente que le echa de menos.
Marta Flor le confiesa a Calvente que le echa de menos.

Esta es una ínfima parte de los mensajes que fueron entregados a la juez, por los que la magistrada decidió archivar la causa al entender que «no consta ninguna conducta violenta o intimidatoria del querellado para obligar, impedir o compeler a la querellante a realizar algo no querido por ella. No ha habido, o no se ha acreditado, ni violencia física ni intimidación verbal».

Del mismo modo, la fiscal solicitó en su escrito el sobreseimiento de las actuaciones y subrayó que «del relato de los hecho de la denuncia, y la aportación de los mensajes completos por parte del denunciado, no se infiere ninguna solicitud de favores de naturaleza sexual».

Refiriéndose a los mensajes intercambiados entre ellos, añadió: «Todo ello consentido, sin que ninguno de los mensajes contengan alusiones sexuales, malos tonos, expresiones vejatorias ni injuriosas y en los que la querellante en ningún momento le comunica sentirse molesta por ellos».

Falsa acusación

La amistad entre Marta Flor y Calvente se fraguó a finales de 2017 y llegó a su fin en febrero de 2019. La ruptura comenzó en diciembre de 2018 cuando los letrados tuvieron conocimiento, por los fiscales del caso Villarejo, de que se iba a abrir el caso Dina-Iglesias. Pese a que Calvente consideró que «no había caso», Pablo Iglesias decidió utilizar este asunto judicial para frenar la sangría de votos de Podemos en las Elecciones Generales del 28-A.

Para ello contaron con la ayuda de los fiscales anticorrupción que se confabularon con el partido morado para intentar destruir a OKDIARIO y a su director, Eduardo Inda. Marta Flor mantenía una relación estrecha con el fiscal Ignacio Stampa, sobre el que la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid investiga ahora si cometió un delito de revelación de secretos.

El ex coordinador Calvente y la ex jefa del equipo legal de Podemos, Gloria Elizo, aconsejaron a Marta Flor que debía enfriar su relación con el fiscal porque podría perjudicar a la estrategia judicial pensada por el partido, que está personado en la causa. Además, la letrada Marta Flor quiso filtrar información confidencial al fiscal Stampa. A partir de ese momento, la relación de amistad entre Calvente y Marta Flor se rompió por completo.

Por otro lado, el ex coordinador del Equipo Legal, Calvente, estaba investigando irregularidades en el seno de la formación morada como la existencia de una ‘caja B’ y el pago de sobresueldos a miembros del partido. Esto le supuso ganarse la enemistad del líder del partido, Pablo Iglesias, que montó una falsa acusación para destruirle civilmente.

Sólo podían apartar a Calvente, para que dejara de investigar los presuntos hechos delictivos dentro de Podemos, acusándole de una negligencia grave pues como responsable de Protección de Datos estaba protegido por ley. Marta Flor y el vicepresidente Pablo Iglesias arremetieron fríamente contra él. La cúpula de Podemos fabricó un expediente por supuesto acoso sexual para justificar su despido y, unos días después, Iglesias difundió esta falsa incriminación ante los medios de comunicación asegurando que la destitución del ex coordinador del equipo legal se debía a «un caso de acoso sexual muy grave que ustedes conocen, y todo aquel que acuse a Podemos de algún delito, lo que tiene que hacer es ir a los tribunales y que los tribunales diriman».

Lo último en España

Últimas noticias