Almeida se planta: no dará más de 3 distritos a Vox pero Ortega exige además 2 concejales de área

El PP dará a Vox tres grandes Juntas de distrito en Madrid, pero no pasará de ahí pese a las exigencias de los negociadores de Santiago Abascal. Los populares no entregarán concejalías de área -las que conforman la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de la capital de España-. Y no lo harán porque afirman que la entrega de la presidencia de las Juntas de distrito -comandadas por concejales- implica ya el cumplimiento del documento pactado con la formación de Abascal. Vox, por su parte, no lo considera suficiente y defiende que el PP debe hacerles hueco en una o dos concejalías de área, además, de la entrega de las tres Juntas de distrito mencionadas.

La clave de esta disputa se encuentra en el documento firmado la noche del viernes entre el PP y Vox. Los hombres de Abascal señalan que en él se recogió el compromiso del PP de dar a Vox “concejales de Gobierno en proporción al peso en el voto del partido”. Vox ha explicado, de hecho, que el término “concejal de Gobierno” hace alusión a aquellos que conforman la Junta de Gobierno de Madrid ciudad.

La versión del PP es distinta. Según los hombres de Pablo Casado, todos los concejales son de Gobierno, y en especial los de distrito, que cuentan con mando, funciones y presupuesto “porque forman parte del Gobierno municipal”. “No es cierto que sólo los concejales integrantes de la Junta de Gobierno sean Gobierno. El resto también lo son”.

En base a ello, los populares aseguran que el pacto firmado con Vox para lograr el apoyo a José Luis Martínez-Almeida como alcalde de la capital de España se cumple con la entrega de tres presidencias de distrito, entre las que se encuentran dos de las más influyentes de Madrid: Barrio de Salamanca y Chamberí.

Debe respetarse la "proporcionalidad"

Pero Vox no se queda satisfecho con esto. La formación de Abascal considera que debe respetarse la “proporcionalidad” en cada nivel. Y eso significa que, de los concejales de área (+ alcalde) de la Junta de Gobierno, les corresponden “1 ó 2” ediles. Y, efectivamente “de los 21 distritos, salen otros 3 ó 4 concejales, que también nos corresponden”, añaden desde la formación.

El PP, sin embargo, afirma que no quiere que esta disputa dure más tiempo; que es consciente de que Vox ha tenido que aceptar el bloqueo de Ciudadanos a negociar con ellos; y quiere que el reparto de los distritos relaje la tensión entre quienes van a tener que verse las caras, no sólo para sacar adelante la gestión de Madrid, sino también la propia investidura de la Comunidad de Madrid.

Por ello, los populares -que quieren verse las caras de nuevo con los de Vox- insisten en que en el mismo documento firmado con el partido de Abascal se incluyó un periodo de 20 días para definir estos aspectos, por lo que piden que se aborde su concreción a lo largo de ese periodo y sin generar más tensión en la negociación.

Especialmente porque a la vuelta de la esquina está la investidura de la presidencia de la Comunidad de Madrid. Hay que recordar que la ausencia del partido de Santiago Abascal en el Ejecutivo del consistorio de la capital de España fue una exigencia del equipo de negociación de la formación de Albert Rivera desde el inicio. Dicha exigencia, de hecho, llegó a ser más amplia: planteaba una negativa de los representantes del partido naranja incluso a reunirse físicamente con los de Vox. Y esa exigencia se convirtió en especialmente difícil de sortear en los últimos momentos de la negociación de la Alcaldía de Madrid el viernes por la noche.

El PP afirmó ya este pasado sábado que Vox presidirá Juntas de distrito. Y así será aunque en el primer decreto firmado por Almeida el reparto queda tal y como se estableció tras la rúbrica de PP y C’s el viernes por la noche en su pacto de Gobierno: con 12 distritos para los populares y 9 para la formación naranja.

Por eso, se ha confirmado ya que habrá un segundo decreto en ese plazo máximo de 20 días en el que se detallará el nuevo equipo definitivo reflejando ya las presidencias de distrito de Vox.

Lo último en España

Últimas noticias