Ponte da Boga: el esfuerzo de la bodega más antigua de la Ribeira Sacra para recuperar uvas autóctonas

Hijos de Rivera, que compró Ponte da Boga en 2005, ha invertido grandes esfuerzos en la investigación y la recuperación de las uvas propias de la Ribeira Sacra.

@AnaOrtega
@AnaOrtega

Es cierto, lo sé, lo sé. No estamos en época de vendimia, ya pasó, aunque a veces con los vaivenes del cambio climático una nunca sabe si está en el mes de septiembre o en qué momento del año está. Una locura. Sin embargo, mi conocimiento de lo popular, hace que para mí –y esto es muy personal– hablar del momento de la recogida de la uva sea mucho más que una vendimia. Es hablar de verdad, de terreno, de familia y de unas buenas risas alrededor de un vino. De todo eso. Eso sí, debo reconocer –y reconozco– que jamás he vendimiado, a pesar de mis orígenes manchegos, así que, en definitiva, confieso que soy sólo una bebedora de vino que jamás ha cortado un racimo de la vid ni ha puesto la frágil uva en una cesta.

Pero, regresemos a la vendimia porque la que se hace en la zona de la Ribeira Sacra, en Galicia, nada tiene que ver con la supuesta comodidad de las pinturas que Francisco de Goya hizo para los cartones de tapices de la Real Fábrica de Tapices. En esta zona gallega –aún poco explotada turísticamente, aunque cuando se descubra auguro un exitoso futuro, de hecho, se postula para convertirse en Patrimonio de la Humanidad en 2021– de laderas escarpadas a ambos lados de los ríos Silo y Miño la vendimia es casi una actividad de riesgo donde se desafía de manera permanente a la gravedad.

Se trata de terrenos complicados y muy empinados donde recoger la uva se hace cuesta arriba, los bancales son estrechos y las cajas repletas de fruto se suben por carriles que, afortunadamente, ahora cuentan con sistemas más sofisticados. Antaño se subían a pie y sobre la espalda. Definitivamente las personas que han recogido esta temporada los casi 7,3 millones de kilos son verdaderos héroes –por algo se llama viticultura heroica– están en una forma física envidiable, aunque a veces la gran inclinación del terreno requiera de arneses o el acceso desde el río en barco.

La vertiginosa vendimia de Ribeira Sacra @AnRomero
La vertiginosa vendimia de Ribeira Sacra @AnRomero

En este escenario de laderas imposibles, en las entrañas de esta bella zona, se ubica la bodega más antigua de la Ribeira Sacra: Ponte da Boga. Una bodega situada en ‘Terra de Caldeas’ –un emplazamiento privilegiado con variedades vinícolas ancestrales creadas por los romanos– que data de 1898, imposible no recordar el año al ser el momento en el que España pierde todas las colonias en América Latina, donde el 100% de sus vinos se elaboran con uvas autóctonas que, según nos explicaron desde la bodega propiedad de Hijos de Rivera, es complicada de cultivar porque las temperaturas son demasiado cálidas en verano y demasiado gélidas en inviernos.

Ponte da Boga: el esfuerzo de la bodega más antigua de la Ribeira Sacra para recuperar uvas autóctonas
La vertiginosa vendimia de Ribeira Sacra @AnRomero

Y no sólo eso, además, Ribeira Sacra cuenta con un hándicap más a la hora de la producción y, por ende, en el aumento de la cuota de negocio, el terreno no es tan extenso como en la zona de La Rioja, La Mancha o la Ribera del Duero, sino que es mucho más pequeño y limitado por lo que la producción es más pequeña.

No obstante, Hijos de Rivera, que compró Ponte da Boga en 2005, ha invertido grandes esfuerzos en la investigación y la recuperación de las uvas propias de la Ribeira Sacra, en el cuidado del entorno o la modernización de las técnicas de cultivo. Una apuesta por la innovación y el respeto al fruto autóctono que ha situado a Ponte da Boga como una de las bodegas de referencia dentro de la Denominación de Origen.

Un detallado trabajo con resultados excelentes

Ponte da Boga: el esfuerzo de la bodega más antigua de la Ribeira Sacra para recuperar uvas autóctonas
@AnaRomero

Los vinos de la bodega Ponte da Boga son deliciosos. Alicia Florrick, de ‘The Good Wife, habría sido una gran consumidora de sus caldos, aunque tendría que ser ella quien eligiera qué variedad que aliñara su llegada a casa. El trabajo de innovación y el cariño que ponen, ya que es una apuesta muy personal de Hijos de Rivera, en la elaboración de sus vinos se ha traducido en una amplia variedad con mucha personalidad. Son vinos que invitan a quien lo consume a un camino sin retorno: cuando lo pruebas… probablemente los busques ávidamente en las cartas de los restaurantes a los que vayas.

Ponte da Boga Mencía, Ponte da Boga Albariño, Ponte da Boga Godello, Capricho de Merenzao, Bancales Olvidados y Porto de Lobos, con uva brancellao, son algunas de las variedades que se han embotellado con un etiquetado muy cuidado y coherente. A ellos se une Ponte da Boga Expresión Histórica, una edición limitada que rinde homenaje a los estilos arquitectónicos de la Catedral de Santiago de Compostela, y los Vinos de Autor, con ediciones limitadas vinculadas a la obra de compositores como recientemente el caso de ‘Fulgor’ de la mano del artista Budiño.

Un lugar para celebrar

Ponte da Boga: el esfuerzo de la bodega más antigua de la Ribeira Sacra para recuperar uvas autóctonas
Bodega Ponte de Boga @AnaRomero

El extraordinario paisaje cultural de la Ribeira Sacra mezcla la espectacularidad de su naturaleza con una importante representación del románico eclesiástico europeo que, a los amantes del arte sacro le dejará sin palabras.  De momento, aunque ojalá lo hagan en alguna ocasión, no hacen eventos nupciales o celebraciones de este estilo. Al lado de la bodega Ponte de Boga, al lado de un riachuelo, hay una zona de merenderos –si me permiten que use esta palabra algo en desuso– que sería la delicia de cualquier pareja de recién casados. Yo no soy de las que se casa, la verdad, pero si lo hiciera iría a Ponte da Boga a rogarles emplazamiento y vinos. ¡Chinchín!

Lo último en Economía

Últimas noticias