Yaël Palau, directora general de Time To Market

«Permitimos que el empresario haga lo que sabe hacer y nos encargamos de lo que no se ve»

Empresario
Yäel Palau, directora general de Time To Market

Time To Market nació hace apenas un año, pero se está haciendo un hueco en el mercado, sobre todo porque se ajusta a las necesidades de todos los clientes con los que trabaja.

Esta semana en mujeres con talentOK entrevistamos a su directora general, Yaël Palau, que explica que para poner en marcha el proyecto se elaboró un estudio de mercado y, fruto de éste, se dieron cuenta de una demanda creciente entre consultores, profesionales independientes y start ups de disponer de un buen ‘BackOffice‘. Sin embargo, explica, "en muchas ocasiones el empresario no deseaba afrontar el gasto que suponía la contratación de una persona o simplemente no disponían de un espacio físico donde ubicarla".

Time To Market tiene dos partes esenciales en el desarrollo de su negocio.
Por un lado, el llamado ‘Front office’ "el core business no delegable y es lo que aporta valor y caja a la empresa". Y por el otro, el ‘BackOffice‘, ésta es la parte administrativa, delegable y que consiste en mantener la promesa, el compromiso documental y de gestión con el cliente y proveedores. Es aquí, en el ‘BackOffice‘ cuando la compañía que dirige Palau es la verdadera socia de sus clientes.

La idea ha nacido de manera original de Time To Market, aunque reconoce Palau que "hemos visto iniciativas algo distintas en Europa donde la tendencia a la deslocalización, globalización y externalización han generado un mercado de profesionales liberales o freelance que trabajan de manera diferente a lo tradicional: “location is not key”. 

Como hemos podido comprobar, en España la tendencia está siendo muy parecida a la que comenta Palau, sobre todo en los años de crisis económica. "La forma de trabajo", explica, "está siguiendo la misma tendencia y por ello vimos necesario conseguir que el ‘BackOffice‘ fuera accesible a este creciente segmento del mercado profesional".

Con los servicios de Time To Market, sus clientes se dedican a lo que saben hacer, sea su negocio de la naturaleza que sea. "El cliente se dedica a lo que mejor sabe hacer y del ‘BackOffice‘ nos encargamos nosotras", concluye.

La atención que brindan es totalmente personalizada, "el cliente contrata el paquete que mejor se adapte a sus necesidades y cada paquete tiene un precio fijado que permanece inalterado", señala la directiva. Además, como cada uno de los usuarios que van a buscar a Time To Market tiene unas necesidades, Palau explica que el equipo tiene una primera entrevista previa con el cliente "para dimensionar y elegir el paquete que mejor cubra sus necesidades y conocer los picos de trabajo, sus rutinas, plazos de entrega, reporting, etc".

El paquete más demandado por parte de los clientes, según aseguran desde la compañía, es el premium es el que más aceptación tiene, dado que el coste son tan sólo 599 euros/mes y "cubre de manera muy amplia todos los servicios que el cliente puede necesitar". También el paquete básico de asistencia personal "tiene muy buena aceptación, ya que por 399 euros/mes el cliente dispone de una atención muy completa", aclara.

Para que su modelo de negocio sea un proyecto de éxito, Palau lo tiene claro: a los profesionales que necesitan un ‘BackOffice’ les sale a cuenta contar con los servicios que les dan. Explica que, efectivamente, el coste de tener una ubicación física (oficina) y una persona contratada (salario, seguros sociales, etc.) y disponible en el mismo horario (9h a 18h) no bajaría nunca de los 1.600 euros. "Nuestra propuesta equiparable empieza en 399 euros/mes siendo el precio del servicio premium 599 euros/mes", concluye, 

Además, da aún más argumentos para que las pymes y los autónomos acudan a ellos. Hoy en día tienden a subcontratar servicios como la gestoría, el marketing, etc. "¿Por qué no hacer lo mismo con el servicio de BackOffice, reduciendo así los gastos de la empresa y los riesgos que el pasivo laboral conlleva? La rentabilidad viene dada por la digitalización del proceso y las economías de escala", se pregunta Palau.

Obviamente, los clientes que tienen en Time To Market distan mucho de ser empresas cotizadas del Ibex 35, no son su ‘público’ porque no suelen externalizar sus servicios. Palau enumera a consultores independientes, profesionales liberales, start ups, pymes e incluso particulares.

La líder del proyecto explica que "en realidad, todo aquel que, teniendo la necesidad de contar con un servicio de ‘BackOffice‘, no desea o no puede abordar la inversión que supone una ubicación fija y la contratación de los recursos humanos que conllevaría".

Viendo que ser autónomo es una de las tendencias más alcistas de los últimos tiempos, Time To Market parece que ha dado en la diana y ha sabido leer sociológicamente las necesidades que piden los nuevos tiempos. 

Palau responde que "sin duda somos un servicio en demanda y cada vez más solicitado por las ventajas y beneficios ofrecidos. Queremos que el cliente se dedique a su negocio y disponga de tiempo para lo que de verdad le importa". 

De momento, Time To Market solamente está en España, pero no descartan coger la maleta a lo valiente y ponerse manos a la obra para hacerse con el mercado de otro países. "Actualmente estamos en cada ciudad de cada provincia gracias a nuestro modelo de negocio que se basa en la digitalización y la asistencia virtual de calidad", finaliza puntualizando Palau.

Lo último en Economía

Últimas noticias