Bancos

El mercado ve problemas en México y Turquía que amenazan la evolución de BBVA este año

Analistas señalan que tanto México como Turquía, las dos economías más importantes para el banco vasco junto a la española, darán problemas este año.

El mercado ve problemas en México y Turquía que amenazan la evolución de BBVA este año
Oficina del BBVA

Negros nubarrones parecen cernirse este año sobre BBVA, al menos en lo que a sus principales mercados se refiere. Analistas que han hecho públicas sus previsiones para 2020 durante este lunes coinciden en que los dos principales mercados extranjeros del banco azul, México y Turquía, van a resultar problemáticos este año para la banca por distintos motivos, por lo que castigarán el desarrollo de BBVA en ellos. Este lunes, el banco presidido por Carlos Torres ha sido el peor del Ibex 35, con una caída del 1,49%.

Este mismo lunes, los analistas de Fitch han arrojado un jarro de agua fría a las expectativas de BBVA, señalando con el dedo a sus dos mercados emergentes más importantes.

México: presión en márgenes

Es el primer mercado con diferencia del banco por resultado bruto (un 43% del mismo durante los nueve primeros meses del año ha venido por parte del país norteamericano) y los analistas de Fitch tienen claro que actualmente es un foco de problemas, por lo que tiene una perspectiva negativa para todo el sector bancario. Según ha dicho la agencia de calificación en un informe publicado este mismo lunes, los bancos mexicanos se enfrentan a la «ralentización económica, a la baja cualidad de activos de las pequeñas empresas y también a la presión en los márgenes».

Por otra parte, los especialistas del servicio de estudios de Mapfre también tienen sus dudas sobre la situación que se abre ahora para México, que tiene un «débil desempeño» de su economía y cuyo presidente Antonio Manuel López Obrador (AMLO) no aporta gran confianza por las medidas económicas que pueda llevar a cabo. «El débil desempeño de su economía se deriva del hecho de que todas las partidas del PIB están en contracción excepto las exportaciones, que crecen un 2,5%. Decrecen el consumo privado (-0,3% a/a), el gasto gubernamental (-2,3% a/a) y la inversión (-7,3% a/a)». BBVA, como primer entidad del país, es especialmente sensible a los vaivenes cíclicos de su economía.

Y en el sector financiero mexicano -donde también tiene intereses Banco Santander, aunque no depende tanto de él- vienen curvas por el lado de la regulación. López Obrador ya ha anunciado la creación del Banco del Bienestar, nombre acuñado para su banca pública, y con el que pretende llenar el país de sucursales, superando las que tiene BBVA.

Turquía: geopolítica y divisa

La situación geopolítica es una constante de riesgo para Turquía, el segundo mercado extranjero para BBVA con un 8,3% del resultado atribuido (380 millones de enero a septiembre) a través de la filial Garanti. El pasado año y el anterior, los problemas monetarios y políticos del Gobierno de Recep Tayip Erdogan ya lastraron a BBVA en Bolsa. Sin embargo, para este año las cosas no parecen mejorar: según las previsiones de Fitch, la previsión es negativa para los bancos que estén presentes en Turquía debido al entorno operativo, la caída en la cualidad de los activos turcos y los riesgos geopolíticos.

Y es que Oriente Próximo es, como casi siempre, un polvorín, y Turquía no puede evitar verse arrastrada por los acontecimientos. El último caso, el enfrentamiento entre Irán y Estados Unidos con motivo del asesinato del general persa Qasem Soleimani. Turquía tiene 534 kilómetros de frontera con Irán.

Según los expertos de Mapfre, «los riesgos para la economía turca residen, en primer lugar, en el alto endeudamiento externo en dólares, principalmente de las empresas. Además, la falta de confianza de los inversores en la estabilidad económica de Turquía podría volver a poner presión en la moneda, la inflación y en los tipos de interés».

Mercados mejores

No todos los mercados tanto de países desarrollados como emergentes tienen la mala situación de México y Turquía. Por ejemplo Brasil, el mercado más importante para Banco Santander, tiene una previsión estable para este año según Fitch. De igual modo serán estables en 2020 Malasia y Rusia, mercados ambos donde la banca española -mucho más localizada en Hispanoamérica- apenas tiene presencia.

Con respecto a los países desarrollados, los principales problemas vendrán paradójicamente dentro de la propia Eurozona (Alemania), pero también en otros como Australia, Japón, Singapur y por supuesto Reino Unido, que afrontará su salida definitiva de la Unión Europea el próximo 31 de enero, en apenas dos semanas.

Lo último en Economía

Últimas noticias