Iberdrola, dispuesta a romper con Siemens tras el portazo en la Junta de Gamesa

Iberdrola
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola en Davos. (Foto. Iberdrola)

Todo pendiente de la reunión que mantendrán después de Semana Santa el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y Joe Kaeser, primer ejecutivo de la alemana Siemens. Como publicó este diario el sábado, ambos directivos han acordado reanudar el diálogo tras el parón por vacaciones.

Esa reunión será la última oportunidad para no romper el pacto de fusión entre ambas en Gamesa, firmado en 2016. Y es que la Junta de Accionistas de Gamesa del pasado viernes no solo no arregló nada sino que ha encendido más los ánimos de Iberdrola.

Porque lejos de intentar un acercamiento y limar asperezas, Siemens rechazó las dos propuestas que llevaba Iberdrola a la Junta, tanto la ratificación de la españolidad de la sede social en Zamudio como la mejora de la gobernanza interna para garantizar los intereses de los accionistas minoritarios.

"Si hubiesen querido atender las reclamaciones de Iberdrola o firmar la paz y dar un giro a la gestión de la compañía en línea con las opiniones de su socio lo podían haber hecho en la Junta. Bastaba con haber apoyado alguna de las propuestas. La situación ahora es de casi ruptura total", explican fuentes conocedoras de la situación.

De acuerdo con estas fuentes, la reunión de Galán y Kaeser será dura, reivindicativa, y con ánimo de reconducir de manera definitiva la gestión de una empresa que según Iberdrola va por un camino distinto al firmado en el pacto de fusión.

Cartas sobre la mesa

La batalla es desigual porque Siemens tiene el 59% de la empresa y ha gestionado la firma hasta ahora según sus intereses, situando a los directivos que ha considerado pertinentes. Esto deja a Iberdrola con pocas opciones, aunque alguna dispone.

Principalmente el hecho de que la eléctrica es el primer cliente de Gamesa. Iberdrola compra material eólico a su participada por valor de entre un 10% y un 15% de sus ingresos -que ascendieron a 2.100 millones el año pasado-. "No es cualquier cosa para una empresa perder el 15% de sus ingresos", recuerdan fuentes de la eléctrica.

22 euros por acción

Además, Galán podrá esgrimir en esa reunión la opción firmada en el pacto de fusión según la cual Siemens tiene que comprarle el 8% a 22 euros por título si incumple el acuerdo. No sería un golpe financiero para la alemana, pero le pondría en problemas con la CNMV, que le eximió de lanzar una OPA por el 100% de Gamesa a cambio de liderar un proyecto ‘español’.

Por último, el presidente de Iberdrola tiene el argumento de la caída en Bolsa de Gamesa -aunque desde enero se ha revalorizado- y el descenso en los ingresos de la compañía, un -23% en el último año, del ebit, un -87%, y de haber generado pérdidas de 35 millones de euros.

Últimas noticias