Elecciones generales del 10-N

Las 10 claves del programa económico del PP para las elecciones del 10-N

Pablo Casado
El candidato por el Partido Popular a las elecciones generales, Pablo Casado, en un acto de su partido. (Foto: Efe)

El Partido Popular ha priorizado durante la campaña electoral hablar de economía. Su presidente y candidato, Pablo Casado, considera que después del 10N la economía se enfrenta a múltiples desafíos como la desaceleración, lo que le ha llevado a anunciar una revolución fiscal que implicaría una fuerte bajada en los principales tributos durante la próxima legislatura si gana los comicios y una reordenación del gasto público para hacerlo más eficiente.

El Plan España, así se llama, pretende "reinyectar" 16.000 millones de euros a la economía y crear 300.000 puestos de trabajo adicionales.

La "reforma fiscal global" que planea Casado si gana las elecciones generales contempla, entre otras medidas, una bajada de las cotizaciones sociales, la ampliación de la tarifa plana a los autónomos, la apuesta por una formación basada en la FP Dual y el bilingüismo, la eliminación de las trabas burocráticas o la creación de una autopista administrativa que permita a los emprendedores poner en marcha una empresa en cinco días.

Estas son las principales medidas que contempla el líder de la oposición si ocupa el Palacio de La Moncloa tras las elecciones del 10N:

1. Bajar el IRPF

Pablo Casado promete que el tipo máximo del Impuesto sobre la Renta (IRPF) acabe la próxima legislatura por debajo al 40% (en la actualidad es del 45%)

2. Bajar el Impuesto sobre Sociedades

El PP quiere que el tipo general de Sociedades se reduzca por debajo del 20% (ahora está en el 25%). Según Casado, la suya será la mayor reforma de los impuestos desde 1998.

3. Supresión de impuestos

Por otro lado, el Impuesto de Patrimonio pretende eliminarlo completamente. En el PP critican duramente a los socialistas que, por el contrario, quieren obligar a las comunidades autónomas a cobrarlo. Respecto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones los populares quiere fijar un tipo mínimo de entorno al 1%, como en Madrid, un porcentaje testimonial que servirá para que no se utilice una sucesión para aflorar economía sumergida.

4. Bonificación fiscal al ahorro

Casado también ha anunciado que impulsará una “bonificación fiscal al ahorro para que los productos de planes de pensiones, planes de ahorro y viviendas habituales que se enajenen para completar la jubilación no tributen en su coste de rescate”.

5. Flexibilidad laboral

El programa económico del Partido Popular también aboga por la flexibilidad laboral. Casado lleva a gala que la reforma laboral que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy ha favorecido la creación de empleo durante la recuperación económica, por lo que rechaza frontalmente la derogación como quieren el PSOE y Podemos aunque está abierto a seguir adaptando el marco laboral para hacer frente a retos, por ejemplo, como la digitalización.

6. Incentivar la cotización de los autónomos de forma voluntaria

Sobre el empleo autónomo el PP se muestra partidario de incentivar que los empleados por cuenta propia coticen más a la Seguridad Social, pero siempre de forma voluntaria porque si no el efecto podría ser contraproducente.

7. Extender la tarifa plana para autónomos

Casado también ha anunciado que quiere extender la tarifa plana a nuevos colectivos. Su tarifa plana estaría en vigor 12 meses más de los ya existentes para todos los autónomos y 24 más en el caso de menores de 30 años, mayores de 52, mujeres víctimas de malos tratos, emprendedores del entorno rural, o personas con algún tipo de discapacidad por encima del 33%.

8. Ley de Segunda Oportunidad

También quiere una Ley de Segunda Oportunidad, para que ante un fracaso empresarial las deudas tributarias o de la Seguridad Social no sean un impedimento para que los emprendedores traten de poner en marcha un nuevo proyecto empresarial.

9. Controlar el gasto público y la burocracia

Pero el programa económico del PP también pretende controlar el gasto público y reducir la burocracia: Casado pretende usar el artículo 150.3 de la Constitución para armonizar las legislaciones de las autonomías para lograr una ley de unidad de mercado que no tumbe la Justicia; dar una vuelta a la reforma de las administraciones públicas que comenzó Mariano Rajoy y que inició un proceso de cierre de empresas públicas, y apostar por la digitalización de la administración burocrática.

10. Autopista administrativa

Casado también quiere crear una “autopista administrativa” con una ventanilla única de Seguridad Social, Hacienda y el registro mercantil para que en una mañana se puedan hacer los trámites para crear una empresa y que en cinco días, como máximo, la compañía esté dada de alta.

Lo último en Economía

Últimas noticias