En el segundo trimestre

España está en recesión: el PIB se hunde un 17,8% y sufre la mayor caída de la historia reciente

La economía española ha entrado oficialmente en recesión. Y no en una cualquiera sino en la más grave de la democracia. El Instituto Nacional de Estadística ha detallado este miércoles que el Producto Interior Bruto se desplomó un 17,8% en el segundo trimestre de 2020, el mayor descalabro de la serie histórica que comienza en 1970. Sin embargo, hay que retrotraerse mucho más atrás para observar una caída similar, ya que la economía ha caído tanto como en tiempos de guerra.

El retroceso ha sido menor al adelantado a finales de julio, cuando el organismo estimó que el PIB habría caído un 18,5% en el segundo trimestre en comparación con el trimestre precedente. Pero esto no resta gravedad al desplome conocido este miércoles. La mejoría -sólo aparente- no se debe a que la economía haya sufrido una menor caída o que haya una recuperación sino que el confinamiento y las restricciones de movilidad han dificultado la elaboración de las estadísticas. No hay que olvidar que las cifras de Contabilidad Nacional del INE se revisan constantemente -la serie histórica más reciente cada año-.

El retroceso interanual del PIB se cifra ahora en el 21,5%, frente al 22,1% adelantado a finales de julio. También es un descenso sin precedentes en la serie histórica. Hasta ahora la mayor contracción anual del PIB era la del segundo trimestre de 2009, cuando la economía española bajó un 4,4% interanual. Es decir, que la caída es cinco veces mayor que la registrada en el peor trimestre de la Gran Recesión.

Si se lee el detalle de los datos se observa como el consumo cayó en caída libre y no ha podido ser compensado, ni siquiera un poco, por las exportaciones. Concretamente, la demanda nacional restó 18,8 puntos a la variación interanual del PIB en el segundo trimestre, una tasa 14,9 puntos inferior a la del primer trimestre. Mientras tanto, la demanda externa restó 2,7 puntos, lo que supone 2,5 puntos menos que en el trimestre pasado.

Tras la fuerte caída del PIB observada en el segundo trimestre, que coincide prácticamente con la vigencia del estado de alarma por la crisis sanitaria, España entra de nuevo en recesión técnica al sumar dos trimestres consecutivos en negativo.

Es la tercera vez en el siglo XXI en que la economía nacional sufre una recesión: durante la crisis de 2008 entró en ella en dos ocasiones, la primera vez en el cuarto trimestre de 2008 (saliendo de ella en el segundo trimestre de 2009) y la segunda en el segundo trimestre de 2011. Esta segunda recesión duró más tiempo, hasta el cuarto trimestre de 2013. En esta ocasión, la salida de la recesión puede ser una trampa, ya que aunque se espera un efecto rebote tras el descalabro conocido este miércoles, las consecuencias para el empleo, para la actividad de las empresas y para las cuentas públicas continuarán durante mucho tiempo.

Por ahora, lo que está claro es que el periodo entre abril y junio se ha visto afectado de lleno por la paralización de numerosas actividades económicas como consecuencia de la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, lo que ha provocado un retroceso de la economía sin precedentes en la historia reciente. De hecho, España ha sido uno de los países con el confinamiento más estricto a pesar de que, meses después, sigue siendo de los países desarrollados que registra peores cifras de contagio del coronavirus.

 

Los datos trimestrales muestran un hundimiento del consumo de los hogares del 20,4%, también sin precedentes en la serie histórica. Sin duda, casi todos los datos del segundo trimestre contienen récords. 

En cambio, el gasto público aumentó entre abril y junio un 0,3%, mucho menos de lo que lo hizo en el primer trimestre (+1,3%). Pero es sólo un espejismo porque según las estadísticas de evolución del gasto público, sólo en el Estado, está creciendo a ritmos cercanos al 30%. De hecho, se espera que el déficit público supere el 10% del PIB ampliamente, cifras similares a las que cosechó el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en la crisis de 2008 y 2009 y que obligaron a hacer grandes recortes en el sueldo de los funcionarios y a congelar las pensiones.

El gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro y al servicio de los hogares avanzó un 0,2%, en contraste con el retroceso del 0,9% del trimestre previo.

La inversión, por su parte, sufrió en el segundo trimestre un recorte histórico del 22,1%, con caídas del entorno del 22% o superiores tanto en el caso de la inversión en vivienda (-22,6%) como en maquinaria y bienes de equipo (-28,6%).

La grave situación del empleo

El INE apunta que la situación provocada por el coronavirus hace que ciertas variables, como las horas efectivamente trabajadas, sean más relevantes en los momentos actuales a la hora de medir la evolución del empleo. «Se considera que esta variable, frente a los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, es la que refleja de manera más clara los efectos inducidos en el empleo por la pandemia y las sucesivas medidas adoptadas», apunta.

Pues bien, el empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, cayó en el segundo trimestre un 21,7% respecto al trimestre anterior. Esta tasa es de menor magnitud que la de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (del -17,7%, lo que supone 15,8 puntos menos que en el primer trimestre) debido a la reducción que se observa en la jornadas medias a tiempo completo (-5%).

Sorprenden estas cifras de destrucción de empleo porque desde el Gobierno apuntaron que se prohibía despedir y se ha repetido por activa y por pasiva que los afectados por ERTE no son parados, a pesar de que cobran una prestación y en la práctica no están trabajando.

En términos interanuales, las horas trabajadas se hunden un 24,9%, tasa 20,7 puntos inferior a la del primer trimestre. Por su parte, los puestos equivalentes a tiempo completo retroceden un 18,4%, esto es, 17,9 puntos menos que en el primer trimestre, lo que supone que en un año se han destruido 3,38 millones de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

Lo último en Economía

Últimas noticias