Declaración de la renta

Cómo declarar los ingresos por alquiler de vivienda y a qué deducciones fiscales puede optar

Precio del alquiler.
Precio del alquiler.

La vivienda es clave para hacer la declaración de la renta y más aún si tiene un piso en alquiler. Los propietarios de una casa en alquiler obtienen ingresos a cambio, por lo tanto, están obligados a incluir las rentas en la declaración como “rendimientos de capital inmobiliario”. Según la Agencia Tributaria, aquellos que tengan unos rendimientos íntegros del capital mobiliario superiores a los 1.600 euros deben presentar la declaración y en caso de no hacerlo, pueden ser multados.

En la declaración de la renta, el arrendador deberá especificar el tipo de uso del inmueble -en este caso “arrendamiento”-, si es una vivienda urbana o rústica, si esta persona es propietaria o usufructuaria; y si la vivienda tiene  más de un propietario, puesto que es necesario que todos declaren los ingresos obtenidos por el alquiler dependiendo de su participación en el mismo.

Este año, Hacienda tiene previsto notificar a un total de 713.000 contribuyentes que tiene constancia de que han percibido rentas vinculadas al arrendamiento de inmuebles, para así evitar los pagos en negro. Estos deberán declarar las cantidades obtenidas en su declaración. La Agencia Tributaria comenzó a enviar estos avisos en 2016, en la Renta 2015, desde entonces la cifra no ha parado de crecer. Aquel año unos 21.000 contribuyentes recibieron una notificación sobre rentas ligadas a alquiler de inmuebles, mientras que un año después los avisos se multiplicaron por más de 10 veces.

Alquiler turístico

Los alquileres turísticos o por temporada no tributan igual que el resto de alquileres. Los rendimientos derivados del alquiler turístico sin servicios de hostelería adicionales son, generalmente, «rendimientos del capital inmobiliario». Pero si para desarrollar la actividad el propietario cuenta con, al menos, una persona empleada con contrato laboral y jornada completa, los rendimientos que se obtienen por el alquiler turístico serán considerados «rendimientos de actividades económicas».

Los propietarios de este tipo de inmuebles no reciben aviso de Hacienda. En este sentido, la Agencia Tributaria asegura que para detectar los alquileres vacacionales ilegales se nutre de la información de fianzas suministrada por las comunidades autónomas, a través del ‘modelo 179’, que deben presentar de forma obligatoria las personas y empresas que actúen como intermediarias en un alquiler vacacional, con carácter trimestral.

Este modelo incluye una información fundamental para el fisco, ya que los intermediarios deben aportar datos como por ejemplo los titulares de la vivienda objeto del alquiler, la referencia catastral de la misma, el número de días que se ha alquilado a turistas, así como el importe percibido.

Deducciones por alquiler

Según TaxDown, en la declaración de la renta se pueden incluir todos los gastos que hayas tenido en relación con el alquiler, siempre que se puedan justificar. Entre los ejemplos más comunes se encuentran el IBI, la comunidad y la tasa de basuras o los suministros. No obstante, si no es posible justificarlos con facturas u otros medios de prueba no podrás incluirlos.

Además, hay que prorratear los gastos por los días del año en los que la vivienda ha estado alquilada y por el porcentaje de propiedad. Si, por ejemplo, sólo se posee la mitad de la vivienda y sólo se ha alquilado la mitad del año, el arrendador podrá deducirse el 25% del gasto del IBI.

Otros gastos que se pueden deducir:

1 – Los intereses y demás gastos de financiar la adquisición o mejora de la vivienda, como los intereses de la hipoteca (que no el total de la hipoteca).

2- Los gastos de reparación y conservación del inmueble que tuviste en años anteriores, si los incluiste en tu declaración pero fueron tan altos que no pudiste restarlos todos a tus ingresos. El funcionamiento es el siguiente:
Si el año pasado tuvo unos ingresos del alquiler de 6.000 euros, pero ese año se estropeó la ducha, tuvo que cambiar las ventanas y la lavadora, y los gastos fueron de 8.000 euro, no podrá aplicar todos en la declaración. Como máximo podrá incluir 6.000 euros, y los 2.000 euros restantes los guardará para años posteriores. Ese es el único supuesto en el que puede incluir gastos de años anteriores en la declaración de este año.

3- Gastos de reparación.

4- Gastos de mejora.

5- Amortización del inmueble.

Lo último en Economía

Últimas noticias